Lo que los colegios no pueden pedir para la temporada

No solo hay restricciones en útiles, sino también en cobros de bonos. Gobierno impondrá multas.

Gobierno quiere evitar abusos en la temporada escolar.

Archivo Portafolio.co

Gobierno quiere evitar abusos en la temporada escolar.

POR:
enero 30 de 2014 - 04:56 p.m.
2014-01-30

Cada inicio de temporada escolar surge la polémica con las exigencias que hacen las instituciones educativas a sus alumnos y en las que aparecen varias prohibiciones del Gobierno Nacional.

Las irregularidades van desde el cobro de bonos y el incremento en el valor de las matrículas hasta útiles escolares que, en algunos casos, son exagerados o no se relacionan directamente con la formación de los jóvenes, como escobas y traperos. Para evitar esos abusos, el Gobierno Nacional elaboró una lista con esas prohibiciones para que los usuarios las tengan en cuenta.

De acuerdo con la ley 1269 de 2008, los colegios que exijan bonos, cuotas o donaciones pagarán multas de entre 50 y 200 salarios mínimos mensuales legales vigentes.

Estas son las prohibiciones:

Las pensiones de jardines infantiles e instituciones privadas solo pueden incrementarse un máximo de 4 por ciento al año.

Las listas con requerimientos de útiles y libros de texto deben ser entregadas en el momento de la matrícula, con el tiempo suficiente para la compra de materiales de formación estudiantil.

La venta de materiales por parte de la institución solo es permitida si en el mercado no se encuentra lo requerido.

No es obligatorio que los materiales solicitados permanezcan en el colegio, pues son de uso exclusivo de los estudiantes y son ellos quienes deben administrarlos.

Los colegios no pueden exigir comprar artículos de marcas específicas. Las familias tienen libertad de escoger en el mercado lo que más se ajuste a su preferencia y presupuesto.

Los textos escolares para un grupo determinado solo pueden cambiarse cada tres años.

Si bien los colegios pueden pedir el uso de uniformes, la falta de estos no es impedimento para que los alumnos participen en actividades académicas.

La petición de diversas formas de aporte de dinero, como bonos, donaciones o cuotas están prohibidas. Los padres de familia y alumnos no están obligados a participar en actividades de recaudación de fondos.

Los servicios de transporte y alimentación no pueden ser impuestos de manera obligatoria por el colegio. Los padres y alumnos son libres de vincularse a ellos o buscar servicios alternativos.

REDACCIÓN ELTIEMPO.COM

Siga bajando para encontrar más contenido