Colmotores, una carrera de medio siglo

Con un capital de cinco millones de pesos aportado por un grupo de inversionistas de Antioquia, Caldas, Cundinamarca y la Costa Atlántica, y liderado por el empresario Germán Montoya Vélez, el 27 de julio de 1956 fue fundada en Bogotá la Fábrica Colombiana de Automotores S.A., Colmotores.

POR:
agosto 22 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-08-22

La escritura de constitución de Colmotores se protocolizó hasta el 25 de agosto, y permitió que la compañía iniciara ‘con los motores acelerados’ lo que en ese momento se consideraba todo un sueño: producir automóviles en Colombia. La construcción de la planta arrancó en forma 1961, bajo la presidencia de Santiago Trujillo y la gerencia de Germán Montoya. Pero fue hasta 1962 cuando la producción fue posible, luego de que el propio presidente de la República, Alberto Lleras Camargo, asistiera a la inauguración de la planta. Los vehículos de la marca Austin -camiones de 2,5 y 6 toneladas- fueron los primeros modelos ensamblados. La compañía llegó a un acuerdo con la British Motor Corporation, encargada de manejar la marca, para realizar la producción en Colombia. De estas líneas se produjeron 4.000 unidades, según datos históricos de la empresa. La coyuntura que dio origen a esta empresa resultaba muy propicia para el nuevo emprendimiento pues ese mismo año se fijó como prioridad para el país la adopción de un programa de sustitución de importaciones. Las nuevas industrias que se dedicaban a producir bienes que reemplazaban los importados comenzaron a gozar de beneficios tributarios que buscaban fortalecer las iniciativas. Sin embargo, algunos incumplimientos por parte del Gobierno en las ayudas ofrecidas, llevaron a la compañía a su primera crisis, que fue conjurada tras la adquisición del 60 por ciento de la propiedad accionaria por parte de Chrysler. Bajo el nombre de Chrysler Colmotors la compañía operó hasta 1972, y produjo los modelos Dodge, Simca, los Coronet 440 y los camiones dodge de 1 a 7 toneladas. Los problemas financieros que enfrentó en esa época Chyrsler a nivel mundial motivaron una nueva venta, esta vez a General Motors, que desde entonces ha venido operando la producción y distribución de su marca Chevrolete en Colombia. A comienzos de los 80 una nueva crisis sobrevino en la empresa, cuando el Gobierno decidió intervenir hasta en el número de unidades que la empresa debía producir e incluso los modelos y los precios. Esta situación provocó que la compañía redujera su producción de 19.000 unidades anuales a sólo 4.000. Este hecho convocó a los trabajadores de la empresa a participar en la búsqueda de soluciones que le permitieran salir de la situación. Tras un trabajo en equipo, que a lo largo de los últimos años se ha afianzado en la cultura empresarial, se logró mejorar la operación de la empresa y lograr un nivel de competencia técnica que hoy la convierte en una de las compañías más eficientes y productivas. Los actuales directivos de GM Colmotores aseguran que la principal fortaleza de la compañía, que le da clase mundial, es la calidad. “La ecuación es sencilla: utilizamos tecnologías y procedimientos estratégicos calificados como exitosos en el mundo entero”. Actualmente los procesos de la compañía se siguen bajo seis reglas o mandatos de calidad: en primer lugar, considerar las expectativas del cliente al definir el producto; en segundo término, implementar lo que ha dado resultados a nivel mundial; el tercer aspecto es seleccionar a los mejores distribuidores a nivel local, dándoles categoría de socios para garantizar que ellos también entreguen un producto de calidad. El cuarto aspecto tiene que ver con el lanzamiento global de productos, “un estándar universal de varias pruebas para que el vehículo salga perfecto”. El quinto mandato busca evitar incluir modificaciones al proceso que no haya sido apropiadamente comprobado y por último, se fijan unos indicadores de calidad y sólo se lanza un producto al mercado hasta que estos se hayan alcanzado. La planta de GM Colmotores, que cumple en el 2006 sus 50 años de operaciones en Colombia, es una de las más eficientes con que cuenta la compañía a nivel mundial. Actualmente se adelanta un programa de expansión mediante el cual se busca mejorar la competitividad y productividad para aprovechar un mercado en crecimiento en los países andinos. Aunque uno de los grandes retos que en este momento debe enfrentar la empresa tiene que ver con la apertura que se espera con la puesta en vigencia del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, ya los directivos a nivel local han tomado sus precauciones apropiando las inversiones que se requieren para dar la pelea a nivel local. La planta colombiana hace parte del grupo General Motors que a nivel mundial fue fundado el 16 de septiembre de 1908 por William Crapo Durant. Actualmente, General Motors es accionista mayoritario de GM Daewoo Auto & Technology Co., en Corea del Sur y tiene alianzas con las empresas japonesas Suzuki Motor Corporation e Isuzu Motors Ltd. A nivel mundial GM cuenta con una planta de 327.000 trabajadores y tiene 25.000 empresas proveedoras. Su sede principal está ubicada en Detroit y su producción anual es de 9 millones de vehículos.

Siga bajando para encontrar más contenido