Colmotores frenó producción de carros

La caída de 22 por ciento en las ventas de vehículos en el primer semestre del año, respecto al mismo periodo del 2007, y de la baja en la facturación de autopartes, comenzó a tener efectos negativos en el empleo del sector. General Motors Colmotores, por ejemplo, cuya planta de producción en Bogotá se encuentra paralizada desde el lunes pasado, desvinculó 352 trabajadores, dijo el vicepresidente de Recursos Humanos de la compañía, Luis Enrique Landínez.

POR:
julio 24 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-24

El bajón de las ventas, tanto al mercado doméstico como al internacional, y el crecimiento del inventario llevaron a la ensambladora de Chevrolet a conceder un descanso remunerado de dos semanas (del 21 de julio al 4 de agosto) aproximadamente a 1.120 trabajadores, tiempo que será compensado cuando la empresa lo requiera. La decisión no la comparte el presidente de Sintraime (organización a la que pertenece el sindicato de Colmotores), Félix Herrera. Por el lado de los fabricantes de autopartes, la situación no es mejor. Según el presidente de Acolfa (gremio del sector), Camilo Llinás, alrededor de 1.000 puestos de trabajo de empresas de Bogotá, Cali, Medellín, Barranquilla y Bucaramanga han sido golpeados por la desaceleración de la producción autopartista. Y se anuncian más despidos la semana próxima. Proyectos de inversión en maquinaria y equipos generadores de trabajo destinados a aumentar la productividad de diferentes firmas y al arranque de una nueva ensambladora en la capital colombiana, se han frenado sin descartar que algunos han sido aplazados. ¿Qué es lo que está provocando este pequeño terremoto en el mercado laboral y en la operación de ensambladoras y fabricantes de autopartes? Las respuestas apuntan a varias causas, que actúan simultáneamente como si hicieran parte de una conspiración: Llinás menciona el decreto 2450 del Ministerio de Transporte, que obliga a chatarrizar un camión viejo (tractomula) para poder matricular uno nuevo; en caso contrario el interesado debe adquirir una póliza por un valor que puede llegar hasta 70 millones de pesos, lo que no solo frena la renovación del parque automotor sino que lo encarece la competitividad del país. OPINA COLMOTORES Luis Enrique Landínez, vicepresidente de Recursos Humanos de Colmotores, se refirió al tema. ¿Cuál es la situación actual para ustedes? Reducción de las exportaciones de GM Colmotores a Venezuela en cerca de 11.000 vehículos de diferentes modelos a raíz de la política automotriz venezolana. ¿Y en el mercado interno? A comienzos de 2008 teníamos previsto un mercado total en Colombia de 300.000 unidades, de las cuales aspirábamos tomar 112.500, lo que representaba una participación para GM Colmotores de 37,5 por ciento del mercado. ¿Y cuál es el pronóstico para todo el año? En los primeros seis meses la industria se ha reducido en 7 por ciento; los pronósticos indican que al cierre de 2008 tendrá una disminución de 13 por ciento con respecto al 2007. LOS LÍMITES DEL VECINO TAMBIÉN DETIENEN LA INDUSTRIA El descenso de 63,8 por ciento en las exportaciones es otro factor que ha contraído la producción y las ventas, principal- mente a Venezuela, a donde se despachaba el 70 por ciento de la facturación externa de las ensambladoras locales. La política del presidente Hugo Chávez para el sector automotor fijó unos cupos de importación. A Colombia le correspondieron algo más de 16.000 unidades para este año, cerca de la tercera parte de los exportados en el 2007. El sector confía en que uno de los resulta- dos de la visita del presidente Uribe hace 15 días a Venezuela, donde se reunió por varias horas con Chávez, sea la de aumentar significativamente ese cupo. 16 mil vehículos es el cupo de exportaciones de carros que tiene Colombia en el vecino Venezuela. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido