Colombia alista un fondo de inversión para infraestructura | Finanzas | Economía | Portafolio

Colombia alista un fondo de inversión para infraestructura

Una comisión de expertos entre los que se encuentran miembros de la Corporación Andina de Fomento (CAF), estudian la creación de un fondo de inversión dedicado a participar en proyectos de infraestructura en Colombia.

POR:
septiembre 25 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-09-25

El objetivo es que se vinculen inversionistas institucionales como los bancos comerciales, las compañías aseguradoras y los fondos de pensiones y cesantías del país. Se trata de un grupo que cuenta, en conjunto, con unos 200 billones de pesos disponibles para nuevas inversiones y en ese sentido, un porcentaje de esos recursos puede respaldar financieramente grandes obras. En el fondo de infraestructura también tendría cabida el sector empresarial y el capital mínimo con el que iniciaría actividades es de 300 millones de dólares, pero la meta es alcanzar los 500 millones de dólares. En el 2009 se conocerá la forma como estará estructurado. “Estamos apoyando al Ministerio de Hacienda, al Inco y a Planeación Nacional en los análisis para incentivar la participación privada en proyectos de infraestructura. Una de las ideas es crear un fondo de inversiones dedicado al sector y por esa razón se están haciendo los estudios legales respectivos que permitan insertar un vehículo de esa naturaleza en el país”, dice el vicepresidente de Infraestructura de la CAF, Antonio Juan Sosa. El directivo afirma que en la creación de ese fondo también hay posibilidades de que el Gobierno participe, pero con un capital minoritario, pues se trata de darle una administración corporativa y autónoma para decidir en dónde y cómo invertir. “La CAF pondrá capital y el Banco Interamericano de Desarrollo también lo hará. Los estudios de institucionalidad deberán estar muy pronto y no solamente será un fondo que participará en lo vial, también incluye proyectos eléctricos, telecomunicaciones y aeropuertos”, señala Sosa, quien participó en un Taller Internacional de Mantenimiento Vial, organizado por la Corporación. Los análisis que se están haciendo no sólo tienen en cuenta el paquete de grandes proyectos que actualmente está planeando el Gobierno Nacional y que calificarían para ser financiados por el sector privado, sino obras que generarían rentabilidad en el corto plazo. DISCIPLINA DE MERCADO De acuerdo con el vicepresidente de Infraestructura de la CAF, para que inversionistas como los fondos de pensiones participen en obras de infraestructura, se necesita una disciplina de mercado en ese campo, es decir que se aplique una metodología rigurosa para determinar las características de las obras y sus beneficios, al tiempo que haya estabilidad en las normas. Agrega que “ellos -los fondos- son inversionistas, por lo tanto deben ganar dinero. Su principal objetivo no es contribuir al desarrollo de la infraestructura, sino generar rendimientos a los recursos de sus afiliados”. Uno de los proyectos más ambiciosos que hace poco anunció el Ministro de Transporte y cuyo esquema de financiación aún no está definido, tiene que ver con la Ruta del Sol, una vía que conectará al centro del país con la Costa Caribe y demandará inversiones por 2.500 millones de dólares. Según Sosa, una de las posibilidades para financiar obras de esa envergadura es precisamente con los fondos de inversiones. Esa fue una de las razones que motivó el desarrollo del estudio para crear mecanismos en los que inversionistas privados puedan participar. En el mismo taller que realizó la CAF en Bogotá participó la directora del Departamento Nacional de Planeación, Carolina Rentería, quien explicó que el Gobierno avanza en el cronograma establecido para el proyecto de la Ruta del Sol y actualmente se están realizando los estudios financieros, legales y ambientales. “Creemos que se podrá sacar la licitación en el próximo trimestre de este año”, indicó. OBRAS POR 69 BILLONES Rentería también hizo referencia al total de inversiones previstas para infraestructura en el periodo 2006-2010, las cuales suman 69 billones de pesos. Al respecto, unos 20 billones de pesos corresponden al sector transporte y para el 2009 ya se han dispuesto recursos por 3,2 billones de pesos. Entre las obras más relevantes que se están ejecutando, está la ampliación del corredor vial Bogotá-Buenaventura, en el cual se destinarán 3,4 billones de pesos. Otra obra que demandará grandes inversiones es la construcción del túnel de La Línea, con recursos estimados de 655.000 millones de pesos, respectivamente. Además de un estudio para la creación de un fondo de inversión especializado, la CAF también está asesorando al Gobierno para mejorar sus métodos de evaluación de los proyectos de infraestructura con el objetivo de mejorarlos en el mediano plazo. En ese sentido, el organismo acompaña proyectos clave en los que también participa con financiación, como el corredor vial Bogotá - Buenaventura. 665 mil millones de pesos cuesta, como mínimo, la construcción del túnel definitivo de La Línea, cuya obra es prioritaria para la competitividad de las exportaciones. ''La CAF aportará capital y el Banco Interamericano de Desarrollo también está dispuesto a hacerlo”. José Antonio Sosa. Vicepresidente de Infraestructura de la CAF . Dinero de pensiones se le mide al negocio vial El más reciente informe sobre los resultados de los fondos de pensiones obligatorias, indica que su valor total ascendió a 56,5 billones de pesos al mes de agosto, de los cuales 27,5 billones de pesos corresponden a rendimientos, es decir el 49 por ciento del valor del fondo. La cifra da una señal de la capacidad que tiene un segmento de los inversionistas institucionales para irrigar recursos en proyectos estratégicos como los de infraestructura. También hay un mensaje claro al respecto: “Estamos buscando proyectos de inversión, pero hay un cuello de botella que en el sector de transporte no se ha podido solucionar. No ha pasado lo mismo con otras actividades, como la telefonía y la energía, en las cuales el sector privado sí ha podido participar exitosamente”, dijo en una conferencia sobre infraestructura el presidente de Asofondos, Santiago Montenegro. De ahí la urgencia de contar con un mecanismo que permita la participación de nuevos inversionistas en proyectos de gran envergadura y que aún demandan recursos. Es el caso, por ejemplo, de corredores arteriales cuyas obras están en plena marcha, como la vía Bogotá -Buenaventura. En la misma, aún hace falta la construcción del túnel de La Línea, así como unos tramos de doble calzada. Otra obra clave es la nueva carretera a la Costa Atlántica (La Ruta del Sol), que está en proceso de estructuración financiera. “No la hemos construido, pero necesitamos recursos. También hay que redefinir la suerte del ferrocarril y hay que mirar qué va a pasar en materia de regulación fluvial”, agrega, por su parte, el presidente de la Cámara Colombiana de la Infraestructura, Juan Martín Caicedo Ferrer. A su juicio, si bien se ha logrado un importante desarrollo vial con el acompañamiento de los privados, mediante el mecanismo de concesión, aún hace falta mucho por hacer en cuanto a la participación de nuevos inversionistas. “Hay logros pero no todos los que el país requiere para ser competitivos”, puntualiza. Un buen ejemplo de lo que debería hacerse, según coinciden Montenegro y Caicedo, es el plan de trabajo que se ha seguido con el proyecto de la Ruta del Sol. “Estamos optimistas porque se acudió al Banco Mundial para que realice los respectivos estudios. Esa será la carretera con la cual se podrá comparar que las cosas se pueden hacer mejor. Los fondos de pensiones están dispuestos a poner plata ahí y en otros proyectos”, afirma el presidente de la Asociación de Fondos de Pensiones y Cesantías (Asofondos). RESCATE DEL TREN El Gobierno Nacional le apuesta a contar en todo el país con 2.500 kilómetros de vía férrea recuperados y a mover 100 millones de toneladas por año, en la actualidad mueve 22 millones por este sistema. El director del Instituto Nacional de Concesiones (Inco), Álvaro José Soto, dijo en Cali que entre este viernes y el próximo lunes saldrá a licitación lo que será la red central del Magdalena que va desde Villavieja, en el Huila, hasta Chiriguaná, en el César. Se trata de 1.214 kilómetros de vía férrea y para los que hay previstos un billón de pesos. Según Soto, inversionistas de Brasil, México, India y Chile son los que hasta ahora se han mostrado interesados en esta concesión que se ha pensado a 25 o 30 años. Para cumplir con la meta de los 2.500 kilómetros de vía férrea también hay que trabajar en la red del Atlántico, de los 1.493 kilómetros están listos 1.120, y lo que falta hay que construirlo en doble línea. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido