Colombia, con buenas expectativas energéticas

Actualmente, el registro de proyectos de generación tiene una capacidad inscrita de 12.204 MW.

Archivo Portafolio.co

Torre de energía

Archivo Portafolio.co

POR:
julio 06 de 2011 - 01:31 a.m.
2011-07-06

 

Un total de 70 proyectos de generación eléctrica están inscritos actualmente ante la Unidad de Planeación Minero Energética (Upme), los cuales se constituyen en la base para determinar las posibles plantas que se construirían en el país, de aquí al año 2023, con el fin de desarrollar la expansión futura del Sistema Interconectado Nacional (SIN).

De este total de iniciativas, 38 son hidroeléctricas, 10 térmicas a gas, 16 a carbón, cuatro a base de combustibles líquidos y dos que tienen como fuente el bagazo.

Unidades que le aportarían al mercado colombiano un total de 12.204 megavatios (MW) de electricidad, de los cuales, la mayor participación la tendrían las hidroeléctricas con 4.923 MW; las térmicas a base de carbón, 3.259 MW; las de gas natural, 1.099 MW; y las de combustibles líquidos y bagazo suministrarían 121 MW.

“Estas propuestas son un buen indicador, reflejan las amplias probabilidades que existen para construir centrales que le aporten a la Nación la suficiente energía que necesitan los sectores productivos para desarrollar sus actividades diarias”, dice Dora Castaño, especialista de la Subdirección de Planeación Energética de la Upme.

Los proyectos

Los promotores que tienen el mayor número de propuestas registradas en esta entidad oficial son la Generadora y Comercializadora de Energía del Caribe S.A. E.S.P. (Gecelca), con siete proyectos térmicos, dos a base de Fuel Oil y cuatro de carbón.

De las hidroeléctricas 25 proyectos se construirían con la técnica filo de agua, siete de ellos son sugeridos por la Empresa de Energía del Pacífico S.A. E.S.P. Epsa.

“Las centrales a filo de agua son unidades con embalses muy pequeños, prácticamente utilizan el agua necesaria en las turbinas para su potencia máxima, si llega un caudal superior por el río, es necesario botar el exceso”, señala Albeiro Arias, gerente de Crecimiento de Epsa.

La factibilidad para que se desarrollen los proyectos cambia de acuerdo con las variables económicas que se presenten en el mercado, “siendo las iniciativas pequeñas las más viables para ser desarrolladas, porque pueden ser financiadas con recursos de las empresas que los presentan”, señala Castaño.

En desarrollo

14 proyectos de los 70 registrados se vienen estructurando, como es el caso de Hidromiel II, que tendría una capacidad de 135 MW y entraría en operación en el 2013.

También, la hidroeléctrica Cucuana, que generaría 60 MW, y la de El Quimbo, que tendría una capacidad de 420 MW, cuya entrada en funcionamiento de estas centrales se prevé para el 2014.

Otra planta que comenzó su proceso de construcción es Hidroituango, que tendrá una capacidad total de generación de energía de 1.200 MW y se presume que entraría en operación en el 2018.

ESTIMATIVOS A FUTURO

Si bien a mediano plazo, específicamente entre el 2010 y el 2018 no se identifican requerimientos de la capacidad instalada de generación de energía, según un análisis de los técnicos de la Upme, a largo plazo sí se necesitará la ampliación.

Entonces, el sistema colombiano requeriría la instalación de 1.900 MW adicionales a los definidos a través del cargo por confiabilidad, y 2.050 MW, si se considera el retiro de algunas plantas de generación construidas hace más de 30 años.

“Dentro de lo que sería el plan candidato de expansión en generación, se resalta la importancia de considerar la entrada de al menos 600 MW en proyectos térmicos, a partir del 2021, esto con el fin de disminuir la vulnerabilidad del sistema y diversificar la matriz energética del país”, estiman los técnicos de la Upme.

 

José M. Higuera

Redactor CEET

Siga bajando para encontrar más contenido