Colombia comerá maíz más nutritiv

Luego de la puesta en el mercado de dos variedades de fríjol, esta semana se lanzaron dos nuevas del cereal que fueron 'biofotificadas'.

Finanzas
POR:
abril 16 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-04-16

Los 25 millones de dólares que el fundador de Microsoft, Bill Gates, entregó al programa AgroSalud del Centro Internacional de Agricultura Tropical (Ciat) dio frutos por segunda vez.

"Se trata de dos nuevas variedades de maíz blanco y amarillo, referencias FNC- 32AC y FNC- 31AC, respectivamente, que se caracterizan por su mayor rendimiento en campo (producción y productividad) frente a otras variedades y buena adaptación a las zonas de cultivo.

"La diferencia radica en su calidad nutricional, pues poseen mayor contenido de aminoácidos esenciales como triptófano y lisina, que el organismo necesita para formar proteínas", explicó Marlene Rosero, vocera del proyecto AgroSalud del Ciat, con sede en Palmira, Valle.

Las semillas están disponibles para los agricultores desde ayer, tanto para la producción de grano como para la multiplicación de semilla. Así, se pone en el mercado un nuevo resultado del proyecto de biofortificación de cultivos para el cual el empresario estadounidense entregó los recursos anotados.

Según informó el programa AgroSalud, las dos variedades fueron sometidas a pruebas de evaluación durante dos semestres en los municipios de Caldono, Piendamó, Darién y Santander de Quilichao, por parte de la Federación Nacional de Cultivadores de Cereales y Leguminosas (Fenalce), la Fundación para la Investigación y el Desarrollo Agrícola (Fidar) y el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (Cimmyt).

Vale la pena destacar que se trata de dos nuevas variedades obtenidas por sistemas de mejoramiento genético convencional (cruzamientos), por lo que no se trata de especies transgénicas. Previo a este resultado de la investigación, en los últimos 40 años se han hecho no menos de ocho investigaciones que señalan un efecto positivo del maíz de alta calidad de proteína en el crecimiento de niños en edad pre- escolar con baja o moderada desnutrición, con incrementos de hasta el nueve por ciento en la tasa de crecimiento en estatura y 12 por ciento en peso.

AgroSalud y biofortificación

A comienzos del año pasado, también con recursos del empresario estadounidense, este programa lanzó dos líneas de fríjol biofortificado, resultado de la investigación del Ciat. Se trató de los fríjoles 'Nua' (tipo Calima), que contienen 40 por ciento más de hierro que las variedades convencionales y los 'Mib', que fueron seleccionados buscando combinar una mayor cantidad de hierro y algún grado de tolerancia a las condiciones de sequía.

Hoy, la investigación agrícola está relacionada con la resistencia a los hongos, los virus y las bacterias, lo mismo que a las condiciones de sequía de los cultivos; además, se ha priorizado la biofortificación pues en muchas regiones del mundo los alimentos básicos carecen de los nutrientes necesarios.

En general, la biofortificación es una técnica que aprovecha la variabilidad genética disponible en estos cultivos -en cuanto a su contenido de nutrientes- para mejorar su calidad alimenticia.

Entre otras investigaciones y pruebas de campo, en curso, están:

* Arroz dorado: es una variedad transgénica que produce una cantidad de betacaroteno (vitamina A) veinte veces superior a la de un grano normal.

En Colombia, Fedearroz y el Departamento de Biología de la Universidad Nacional buscan fortificar tres variedades del cereal.

* Maíz: científicos de las universidades de Cornell e Illinois y del Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (Cimmyt) descubrieron un método que permitirá incrementar, hasta en tres veces, el contenido de vitamina A en el cereal.

Proyecto 'a cuatro manos'

El proyecto AgroSalud, del Ciat, es financiado por la Agencia Canadiense para el Desarrollo Internacional (Cida) y las fundaciones del empresario Bill Gates y de la multinacional Monsanto.

En este también están involucrados el Instituto Internacional de Investigación en Políticas Alimentarias (Ifpri), buscando biofortificar, además del frijol, otros cultivos de alto consumo como maíz, arroz, trigo, yuca y batata, para mejorar sus contenidos de nutrientes como hierro, zinc y vitamina A.