‘Colombia dejó a atrás la petroleodependencia fiscal’

“El país ha logrado acomodarse a la caída de la participación de los recursos generados por el crudo. Este año, solo el 7% de los ingre- sos vienen de ese origen. El 2016 será menos duro que el 2015”, Minhacienda.

Mauricio Cárdenas Santamaría, ministro de Hacienda.

Archivo particular

Mauricio Cárdenas Santamaría, ministro de Hacienda.

Finanzas
POR:
septiembre 10 de 2015 - 11:41 a.m.
2015-09-10

El Ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas Santamaría, asegura que lo difícil del ajuste generado por la transición de la economía hacia un periodo de menor crecimiento ya fue asimilado por el sector productivo colombiano. En su opinión, el 2016 será mejor para los ciudadanos que el presente año. “Ahora, el sacrificio les corresponde a las entidades del Estado. Deberán apretarse más el cinturón”. Cárdenas habló con Portafolio.

¿Se le están descuadrando las cuentas al Gobierno?

Lo primero que debe destacar es la magnitud del choque petrolero, Los ingresos por impuestos y dividendos fueron de 23,6 billones de pesos en el 2013, y van a ser 9,6 este año y el entrante 3,3 billones.

¿Y cómo se va a mitigar ese golpe?

Acabamos de aprobar en el Congreso un presupuesto de 215,9 billones de pesos para 2016, que equivale a un crecimiento de 2,5% frente al de este año. Eso significa que el incremento es inferior a la inflación. El gasto total baja de 26,1% a 25% de un año a otro. Eso es muy importante. Estamos recortando gastos de personal y generales en las 150 entidades del Gobierno Central. Les hemos dicho que deben recortar 3,5% más.

¿Y con eso le cuadran las cuentas?

Ahora viene el trámite del presupuesto del 2016 en el Congreso. Ya se aprobó el monto total: son 215,9 billones de pesos. En los siguientes debates vamos a hacer un esfuerzo por recortarlo aún más para subir la inversión. Vamos a tratar de profundizar el recorte en funcionamiento.

¿De qué magnitud sería ese recorte adicional?

Todavía estamos en ese proceso. La semana entrante sabremos cuánto más podemos recortar.

¿Va a haber una revisión al alza del presupuesto del sector agropecuario?

Sí. Vamos a ajustar al alza la inversión en el sector agropecuario. Haremos esfuerzos para mover recursos hacia el campo. Una vez definido el monto total del presupuesto, viene la recomposición de los gastos. El gran eje de todo este trabajo es reducir más el funcionamiento para aumentar la inversión. Así le podremos dar más recursos al agro.

¿El choque petrolero ya fue amortiguado?

Así es. El país ha logrado acomodarse a semejante caída de la participación de los ingresos petroleros. Este año, solo el 7% de los ingresos del Gobierno provienen del petróleo, es decir, que el país ya no sufre de petroleodependencia Fiscal.

¿El país debe prepararse para un 2016 muy difícil?

No. El 2016 será menos duró que el 2015. Yo creo que este año fue el del golpe más fuerte. Tuvimos una gran dependencia del petróleo, cuyo producto está muy afectado por la caída de los precios.

Pero los ingresos del año entrante serán menores porque los impuestos se pagarán con base en las actividades del 2015…

Sí, pero ya estamos preparados para eso. El año va a ser complicado para el Gobierno porque debemos hacer un ajuste duro. Va a ser un año más exigente para los funcionarios públicos y para los ordenadores del gasto.

¿Para dónde va la economía?

Va en la ruta que nos hemos trazado. Seguimos siendo un país destacado en América Latina.

Estamos atravesando por un periodo de turbulencias, pero seguimos por la misma ruta, con ecuanimidad, avanzando hacia la construcción de una nación más desarrollada.

¿Cómo quedó finalmente el tema de los aranceles para las importaciones de azúcar?

Ya tomamos una decisión. Firmamos el decreto que baja de 119% a 70% el arancel para las importaciones de azúcar. Finalmente, eliminamos la propuesta de reducirlos gradualmente al 40% en los próximos tres años.

¿Cómo va la negociación con Panamá sobre la búsqueda de un acuerdo de intercambio de información tributaria?

Esta es una negociación compleja. Estamos avanzando en la última ronda de las propuestas inicialmente. Prefiero no entrar a especular sobre los resultados y limitarme a decir que es un escenario difícil.

Hay algunos puntos en los que hemos encontrado coincidencias, pero en las negociaciones de este tipo solo se sabe la conclusión hasta el último momento. Ha habido negociaciones, buena voluntad y trabajo intenso.

¿Cree que llegó la hora de tomar una decisión respecto a un ajuste de las tasas de interés?

Yo esperaría a ver más información. Creo que la inflación se va a corregir en los próximos meses y que este es un asunto cíclico. Pero estamos abiertos a toda la información para tomar la mejor decisión. Hasta el momento hemos actuado, en mi opinión, de manera correcta al mantener estable la tasa de interés en el Banco de la República.

Pero la sequía puede trastornar la mejora en la oferta de alimentos.

Ese tipo de variables es lo que toca entrar a evaluar para tomar una decisión sobre la tasa.

¿Se revisará la meta de inflación?

El Banco de la República ya ha dicho que al cierre de este año la inflación estará por encima del 4%. Pero yo estoy seguro de que la inflación volverá al rango del 2 al 4% el año entrante.

¿Hay o no plata para el metro de Bogotá?

Estamos en conversaciones con el Distrito. El próximo paso es un Confis que otorga el aval para los recursos fiscales de las vigencias de los próximos 20 años para financiar el proyecto. Ese Confis lo estamos programando, pero el compromiso es firme e irrevocable.

¿Para dónde va el dólar?

Yo espero que no vaya para ninguna parte. Es decir, que se quede ahí donde está.

¿Es decir, entre 3.000 y 3.100 o 3.200?

No me caso con una cifra, pero que se quede donde está. Ya se dio el ajuste y la economía se está adaptando a esa nueva realidad. Ha sido un ajuste fuerte, rápido y necesario. Lo que me gustaría es que no haya más volatilidad.

Édmer Tovar M.

Editor de Portafolio