Colombia, elevando la competitividad

Construcción y transporte terrestre deben contar con el talento para asumir desafíos actuales de desarrollo.

Las buenas perspectivas del sector de construcción e infraestructura representan un reto para el talento del sector.

Archivo particular

Las buenas perspectivas del sector de construcción e infraestructura representan un reto para el talento del sector.

Finanzas
POR:
mayo 16 de 2015 - 02:34 a.m.
2015-05-16

La calificación obtenida por Colombia en el Índice Global de Competitividad (IGC) la ubicó en el puesto 66, entre 144 economías, siendo la infraestructura uno de los pilares más importantes.

En los países de América Latina ha sido la construcción el motor de la economía por tradición, el cual impacta simultáneamente a otros renglones como transporte, financiero y comercio.

Lo anterior exige a los sectores de la construcción y el transporte terrestre contar con el talento competente para asumir los desafíos actuales de desarrollo que plantean la iniciativa público-privada, en el corto y largo plazo.

En nuestra experiencia, en el sector de la construcción, caracterizado por la variabilidad, dados los ciclos económicos, la lentitud del proceso constructivo y la rápida venta, así como la competencia desleal y la baja productividad de la mano de obra operativa es indispensable que los ejecutivos cuenten con: determinación en las decisiones, capacidad para controlar la variabilidad con disciplina y habilidades en el uso de metodologías como: lean construction, ingeniería de valor, ingeniería concurrente y/o gestión integral de riesgos, para hacer que sucedan las cosas.

De igual manera, se necesita contar con otras competencias propias del nivel directivo como marca personal, liderazgo, integridad y el uso de herramientas como balanced score card para la toma de decisiones. Mientras tanto, la industria automotriz es un negocio muy flexible en el que hay muchos jugadores en un mercado sensible a múltiples factores macro y microeconómicos, como la globalización o la legislación aplicable al sector.

Aquí lo más crítico es contar con ejecutivos con mentalidad abierta, flexibles para observar posibilidades y/o crear oportunidades, resiliencia frente a los choques, trabajo en equipo y confianza (creer que ellos son los mejores).

Esperamos que el Gobierno y el sector privado continúen contribuyendo, a través de la adecuada selección e inversión en la capacitación del talento, a elevar la competitividad necesaria para que se haga realidad un mayor desarrollo en el país y en nuestra gente.

Esmeralda Alarcón

Especial para Portafolio

@LatinComHR

LatinComHR@LatinCom.n