Colombia enfrenta riesgos inflacionarios por depreciación

El Banco de la República consideró que una alta transmisión de la caída de la moneda colombiana frente al dólar podría tener efectos más persistentes sobre la inflación, cuya meta para el 2015 se estableció en un rango de entre 2 y 4 por ciento, con un objetivo principal de 3 por ciento.

Banrepublica

Archivo

Banrepublica

Finanzas
POR:
enero 02 de 2015 - 08:00 p.m.
2015-01-02

Colombia enfrentará riesgos inflacionarios durante este año transmitidos por la depreciación del peso, vía un mayor valor de los productos importados, así como por la caída de los precios internacionales del petróleo, revelaron el viernes las minutas de la reunión del Banco de la República, celebrada el pasado 19 de diciembre del 2014.

La entidad consideró que una alta transmisión de la caída de la moneda colombiana frente al dólar podría tener efectos más persistentes sobre la inflación, cuya meta para el 2015 se estableció en un rango de entre 2 y 4 por ciento, con un objetivo principal de 3 por ciento, la misma que se fijó para el año pasado.

En el encuentro del 19 de diciembre, la autoridad monetaria del país dejó inalterada su tasa de interés de referencia en un 4,5 por ciento por cuarto mes consecutivo.

"Se espera que el mayor nivel de la tasa de cambio se transmita a los precios internos, aunque la magnitud de dicha transmisión depende de muchos factores, lo que la hace incierta", precisaron las minutas.

"En este contexto, dada la depreciación acumulada hasta mediados de diciembre, existe el riesgo de que la inflación al consumidor siga aumentando en 2015", agregaron.

El peso colombiano se depreció un 24,2 por ciento en el 2014, mucho más que el 9,3 por ciento que perdió en el año previo. No obstante, el documento resaltó que la presión no debería afectar las expectativas de inflación en la medida en que la devaluación se traslada a los precios por una sola vez y, por lo tanto, se presentan aumentos que posteriormente se revertirán.

Las expectativas de inflación para el 2014 aumentaron a un 3,6 por ciento, según un sondeo de Reuters dado a conocer a mediados de diciembre, desde el 3,5 por ciento que los analistas esperaban en la consulta pasada.

El dato de inflación total del 2014 se conocerá el lunes 5 de enero. En tanto, las expectativas inflacionarias para el 2015 se mantuvieron estables en un 3,2 por ciento, debido a que los agentes ven como transitorias las presiones sobre los precios al consumidor.

De hecho, según las memorias de la reunión de diciembre, uno de los codirectores del banco opinó que, en un contexto de brecha del producto cerrada, el fuerte dinamismo actual de la economía también puede generar presiones inflacionarias.

VIENE MODERACIÓN DEL PIB

Adicionalmente, el informe mostró que los factores internacionales, principalmente el desplome de los precios del crudo, han incrementado la probabilidad de que la economía local se expanda por debajo del pronóstico central del banco emisor para todo el 2014, de 5 por ciento.

Según el organismo, mientras algunos indicadores de demanda interna como la confianza del consumidor, el comercio minorista, el crédito de consumo y las ventas de vehículos sugieren que ésta sigue dinámica, la industria y la producción de petróleo registran aumentos anuales bajos.

La moderación en el crecimiento de la cuarta mayor economía de América Latina se extendería para este año, según el banco. "La caída en el precio del petróleo y el incremento en las cotizaciones internacionales de algunos alimentos que importa Colombia se verán reflejados en un descenso, mayor que el esperado, en los términos de intercambio del país", dijeron las minutas.

"De mantenerse estos niveles, ello generará un menor ingreso nacional en 2015", concluyeron.