‘Colombia está a una generación de entrar al primer mundo’

Así lo dijo Juan Enríquez, un mexicano reconocido como una autoridad del mundo sobre impactos económicos y políticos de ciencias de la vida.

Archivo Portafolio.co

Juan Enríquez / Presidente Biotechonomy LLC

Archivo Portafolio.co

POR:
septiembre 13 de 2011 - 02:12 a.m.
2011-09-13

 

Actualmente es el presidente y CEO de Biotechonomy LLC, una firma de investigación de ciencias de la vida y la inversión. Enríquez habló con Portafolio de la actual crisis y de cómo va a Colombia en momentos en que se vive una nueva turbulencia mundial.

¿Cómo ve a Colombia?

Mire, el colombiano es tan emprendedor que en las circunstancias más difíciles han logrado hacer mucho. Han generado negocios nuevos en periodos relativamente cortos como el de las flores.

Han recuperado una estabilidad política relativa que nadie había pensado hace 15 años.

Si junta esto con una buena inversión en educación y empiezan a favorecer a la gente que realmente quiere estudiar buscándola en todas las clases sociales, y si las tratan como Brasil trata a su selección de fútbol, Colombia será del primer mundo en una generación, porque tiene toda la materia prima para hacerlo.

¿Cómo ve a Latinoamérica en momentos de crisis mundial?

Yo creo que hay áreas de Latinoamérica que entienden que son tiempos difíciles. Algunos lo están aprovechando, Panamá tiene posibilidad de llegar a ser como uno de los Tigres Asiáticos, no por la tecnología, sino por el intercambio comercial y financiero.

Costa Rica con altibajos, metiendo las tecnologías a su país encuentra una salida; Chile sigue muy dependiente de bienes básicos, pero mete infraestructura y eso es importante.

En el caso de Brasil tiene foco, pero requiere mejorar su sistema de educación y requiere armar más negocios nuevos de alta tecnología.

Tiene mucho margen en commodities, para obligarse a hacer los cambios que requiere.

¿Usted qué hace hoy?

Son dos trabajos completamente distintos. De día me dedico a construir empresas de alta tecnología, con las más avanzadas. Apoyó y cofundó empresas que buscan los nuevos antibióticos, que buscan generar los nuevos sistemas de computo.

Son empresas que se vuelven verdad en dos o tres años.

Este tipo de inversión es importante, porque ellos representan el .02 por ciento de las inversiones que se hacen en EE. UU., pero son las que generan el 11 por ciento del empleo y 21 por ciento de la economía en su conjunto.

¿Qué hacen esas firmas?

Acabamos de generar la primera forma de vida sintética del planeta, con la empresa Fythetc Genomics. Y de noche, lo que me interesa ahora es cuál va a ser la siguiente especie humana.

Llevamos 26 versiones de seres humanos, desde australopithecus y neardental, y esta semana descubrimos la 27. y vamos a seguir descubriendo que hay igual que modelos de coches.

Ahora hay quienes pensamos que la evolución sigue, que se generan instrumentos tan poderosos que estamos pasando de un ser humano, consciente de su entorno, a un homo evolutis que es un ser humano que empieza a modificar directa y deliberadamente su especie y otras más.

Acaba de salir el libro de cómo con la tecnología el hombre cambia su entorno, se llama ‘Homo Evolutis’, pero sólo está en Internet.

Si hay crisis será peor que la del 2008

Los gobiernos de las potencias no tienen hoy el músculo financiero para rescatar entidades quebradas.

¿Qué relación ve entre la crisis del 2008 y la actual?

Yo creo que la crisis económica actual es peor que la del 2008. Y es peor por cuatro motivos:

Primero, la del 2008 fue de liquidez y confianza bancaria. Hoy, es de liquidez y confianza bancaria, pero con un sistema financiero (bancos, aseguradoras y holding de inversiones) más grandes que los del 2008; y varios de los instrumentos financieros, como los derivados, son muy grandes y poco transparentes, por lo que no hay una regulación efectiva.

Entonces tenemos la combinación de grupos financieros más grandes que si llegan a fallar tumban al sistema.

El segundo problema, es que en el año 2008 los gobiernos en el mundo tenían la habilidad de endeudarse y endeudar a quienes pagan impuestos y a los bancos centrales para evitar el colapso bancario.

Y tomaron los negocios quebrados y las hipotecas impagas. Hoy estamos entrando a una crisis con los gobiernos de EE. UU., Europa y Japón endeudados en más de un 100 por ciento de lo que producen en un año.

A ese nivel de endeudamiento los intereses comienzan a comerse la economía.

Entonces, si volvemos a entrar a una crisis y hay la necesidad de meterle inmensas cantidades de dinero al sistema financiero, hay lugares donde ya no es creíble que haya una garantía gubernamental para ello. Un caso que me preocupa es Italia, porque es el tercer emisor de bonos de deuda del planeta y cuando uno ve el tamaño de la economía italiana versus su emisión de deuda el problema no acaba siendo Grecia, acaba siendo Italia.

¿Cuál es el tercer problema?

Que estamos entrando a una época electoral, complicada. En EE. UU., es presidencial luego elecciones complicadas en España y en Italia; Merkel perdió a nivel local en Alemania; Japón acaba de cambiar su primer ministro. A ello se suma que el jefe del FMI salió de manera indecorosa.

Estamos en tiempos en donde el liderazgo mundial está muy flaco. La gente que tiene que enfrentar esta crisis no tiene base política y credibilidad importantes.

¿Y el último?

El mismo consumidor que es el que tendría que sacar a la economía de EE. UU. sigue bajo una deudas terribles, por el colapso del mercado inmobiliario. La posibilidad de que ese consumidor saque la economía adelante es relativamente baja.

¿Y la salida?

La contraparte de esta nube negra es que también vivimos una época en la que la capacidad de la gente para generar nuevas empresas, conocimiento y empleo es sin precedentes.

Vamos a ver compañías que son novedosas y grandes que harán parecer a Ebay, Google o Microsoft como firmas pequeñas.

Son dos tendencias completamente opuestas, por un lado tenemos genios para crear empresas y empleos y por el otro aparatos gubernamentales y financieros que requieren una seria reestructuración.

¿Qué tendencia se impone?

Va a haber distintos lugares en el mundo con diferentes formas de actuar frente a la crisis, y una de las constantes de la historia mundial es que países aparecen y desaparecen.

Nosotros en Latinoamérica muchas veces pensamos que esto no ocurre porque el único lugar que no ha triplicado el número de países en el mundo es aquí.

César Giraldo

Subeditor Portafolio

Siga bajando para encontrar más contenido