En Colombia hay un enorme déficit de infraestructura: Ijjász

Tras su participación en el Foro Urbano Mundial que se realizó en Medellín, Ede Ijjász, director de Desarrollo Sostenible para América Latina y el Caribe del Banco Mundial, habló sobre el crecimiento en la región y en el país.

En Colombia hay un enorme déficit de infraestructura: Ijjász

Archivo particular

En Colombia hay un enorme déficit de infraestructura: Ijjász

POR:
abril 16 de 2014 - 12:16 a.m.
2014-04-16

Ede Ijjász, director de Desarrollo Sostenible para América Latina y el Caribe del Banco Mundial, asegura que muchas ciudades de la región y de Colombia tienen cosas que enseñar al mundo sobre desarrollo sostenible. Sin embargo, aclara que aún no hay ninguna urbe que reúna todas las características.

Tras su participación en el Séptimo Foro Urbano Mundial, que se realizó en Medellín entre el 5 y el 11 de abril, Ijjász indicó que Colombia ha progresado mucho en sectores de servicios, pero existen áreas en las que hay mucho por hacer, como saneamiento y mejoramiento en movilidad urbana en las poblaciones intermedias.

¿Por qué es importante el desarrollo sostenible?

El mensaje de qué significa desarrollo sostenible es que las ciudades necesitan crecer. No ha habido país que crezca económicamente sin urbanizarse, pero hay que hacerlo ordenadamente. Uno puede hacer dos cosas frente a la urbanización, o se le viene encima o se prepara para crecer.

¿Cómo debe ser entonces el crecimiento sostenible?

El crecimiento debe tener dos dimensiones, un crecimiento más verde y un crecimiento más inclusivo. El crecimiento debe ser limpio en términos de contaminación del aire y del agua.

La Organización Mundial de la Salud estimó que una de las causas principales de problemas de salud en el contexto urbano es la contaminación del aire. El crecimiento sostenible también pasa por construir ciudades que estén preparadas para los desastres naturales de hoy y de mañana.

¿Una ciudad que inició mal su crecimiento puede corregir el rumbo?

Las ciudades tienen una problemática más complicada que el resto, porque cuando uno hace una carretera y se equivoca, pues la vuelve a hacer dentro de 20 años, pero la manera como crecen las ciudades no hay cómo cambiarla. La forma urbana que tienen París o Londres hoy es la misma que tenían hace 200 años.

¿Hay ciudades sostenibles en América Latina?

Lo que hemos visto en América Latina es que, si uno empieza a coger ejemplos de toda la región y los pone juntos, es la ciudad ideal, pero no vemos ninguna ciudad donde todos los aspectos funcionen de manera efectiva.

Entonces, sí hay ciertas cosas para mostrar...

A nivel regional, América Latina sí tiene un liderazgo muy importante en la parte de movilidad urbana. Por ejemplo, ciudades como Monterrrey, en México; Curitiba, en Brasil, y aquí mismo, en Medellín, han desarrollado sistemas de buses rápidos, han combinado el servicio de metro y buses rápidos. Eso es lo que ha puesto el Banco Mundial como ejemplo para otras regiones.

¿Cuáles son los daños que han sido más fáciles de arreglar en las ciudades?

En términos de arreglo, la parte de servicios de agua en América Latina la hemos visto muy bien. Sin embargo, la parte de saneamiento y tratamiento de aguas servidas está mucho más atrasada que en otras regiones con niveles de ingreso parecidos.

Lo que hemos visto es que muchas de estas ciudades en América Latina están creciendo en espacio muchísimo más rápido en población, y ciudades que crecen así, no hay manera de arreglarlas. Entonces, los costos en términos de transporte y energía son mucho más altos.

¿Qué responsabilidad tiene la ciudadanía en la sostenibilidad de las ciudades?

Tiene responsabilidad en todos los aspectos. Vemos ciudades en América Latina donde el 50 por ciento del agua se pierde, bien sea en las redes de distribución o por el mal uso, entonces depende mucho del comportamiento de cada uno de los hogares donde cada gota que se use cuente. En energía pasa lo mismo; si este comportamiento no cambia, el Gobierno puede ser muy eficiente, pero si el nivel de eficiencia energética en los hogares o en las industrias no es el más apto, no se logra nada.

HAY BUENOS EJEMPLOS

Si bien en el país se debe trabajar mucho, hay casos de ciudades que están haciendo bien las cosas.

¿Qué está viendo el Banco Mundial en Colombia en el tema de desarrollo sostenible?

En Colombia hay todavía un enorme déficit de infraestructura a todo nivel. Se ha progresado mucho en sectores de servicios, pero hay áreas en las que hay mucho por hacer, como saneamiento y mejoramiento en movilidad urbana en las ciudades intermedias. Es un país donde todavía hay muchos retos de migración y de violencia.

¿Cuáles son las ciudades de Colombia que están haciendo las cosas bien?

Bogotá ha sido una ciudad que durante las últimas dos décadas ha trabajado mucho en la parte de movilidad, educación ciudadana y en servicios públicos. Y vemos que hay ciudades que tienen sus joyas en ciertos sectores.

¿Cuáles son esas joyas?

Lo que ha hecho Empresas Públicas de Medellín en acuerdos comunitarios para extensiones de las redes es importante. La obsesión de poder servir con el sistema de Metrocable a los barrios más marginales. Lograr llevar bibliotecas y centros educativos a las zonas más marginadas son ejemplos muy importantes. No es que todas las ciudades tengan que construir Metrocable, pero sí lograr un cambio de prosperidad compartida dentro del nivel urbano.

¿Ven a los mandatarios locales comprometidos con el desarrollo sostenible?

Vemos en América Latina a los alcaldes hablando mucho de desarrollo sostenible. Los alcaldes que han sido más efectivos son los que han visto que la parte de sostenibilidad no es un costo adicional, sino parte integral de su competitividad a futuro. No depende solo de los alcaldes, pero sí hay mandatarios que ven como buen negocio ser una ciudad eficiente, que ven que para el crecimiento económico hay que tener buena calidad de vida.

Álvaro Lesmes

alvles@eltiempo.com

Siga bajando para encontrar más contenido