Colombia inició caracterización de sus cacaos regionales por sus condiciones de sabor y aroma

Debido al trabajo realizado por el Instituto de Investigaciones para la Industria Alimentaria (IIIA) y la Escuela Latinoamericana y del Caribe de Chocolatería, se lograron caracterizar 10 tipos.

POR:
noviembre 21 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-21

Los cacaos que cuentan ahora con una primera ficha que los identifica y distingue son los de Santander, Tolima, Arauca, Huila, Norte de Santander, Antioquia, Cundinamarca, Cesar, Meta y Nariño.

El trabajo continuará en otros procesos como la identificación de sus características organolépticas, otro paso necesario para que estos sean catalogados por la Organización Internacional del Cacao (Icco), como fino de sabor y aroma.

Este reconocimiento les permitirá ser vendidos en los mercados externos, e incluso en el país, con diferenciación y la prima que se reconoce en estos casos.

De hecho, en Cuba ya se hizo un primer ensayo con dos tipos de cacao, uno de San Vicente de Chucurí y otro de una zona diferente, que fueron sometidos a análisis de sus condiciones de sabor y aroma, destacándose en el primer caso un grano que cumple con las condiciones de un cacao de muy alta calidad.

La otra muestra no logró un buen resultado por problemas en el beneficio, lo cual es un llamado a los productores para que realicen esta tarea con mayor cuidado, a fin de tener un cacao que cumpla con las exigencias del mercado internacional, acorde con la distinción que se ha hecho para este producto colombiano.

Precisamente este tema del proceso productivo, para tener una cacaocultura rentable y competitiva se trató durante el XXVI Congreso Nacional Cacaotero que sesionó hasta el viernes pasado en Bogotá.

Además, se relacionaron los avances en investigación, transferencia de tecnología y comercialización hechos por la Federación Nacional de Cacaoteros (Fedecacao) para las 25.000 familias que viven del cultivo.

Durante el certamen, el gremio de los cacaoteros presentó un informe de modernización del cultivo y, en especial, de la ampliación de nuevas áreas sembradas con el grano, en busca de la autosuficiencia y de volúmens considerables para la exportación.

Para el final de este año -se anotó en el informe- el área sembrada totalizará 122.000 hectáreas, de las cuales más de 20.000 corresponden a cultivos instalados dentro de conceptos modernos, en sistemas agroforestales, utilizando sombra con especies maderables y clones de alto rendimiento.

Esto último supondría un aumento de la productividad, en la medida en que se vaya ampliando el área cacaotera y se renueven las plantaciones viejas.

Por último, los recursos del Fondo Nacional del Cacao, dedicados a desarrollar investigación, transferencia de tecnología y comercialización, se han optimizado con más de sesenta proyectos, como la campaña de erradicación y control de monilia en ocho departamentos, el Programa de Alianzas Productivas en mas de diez municipios y el Programa Usaid--Midas en Santander, Antioquia, Nariño y Córdoba. 

Siga bajando para encontrar más contenido