Colombia le apuesta a la generación eólica

El Gobierno Nacional para desarrollar estos y otros proyectos eléctricos en las zonas no interconectadas del país dispone de unos 90 mil millones de pesos al año.

Aerogeneradores

Fotolia

Aerogeneradores

POR:
octubre 17 de 2012 - 12:01 a.m.
2012-10-17

El cambio climático, la inseguridad en el suministro de combustibles fósiles y el aumento de sus precios hacen que cada vez más los países busquen replantear la forma de producir energía eléctrica.

En la actualidad, más de 70 naciones desarrollan proyectos eólicos y Colombia hace parte de ellas, con dos infraestructuras en La Guajira: Jepirachi, en Puerto Bolívar, que genera 20 megavatios (MW), y Nazareth, en Uribia, con 200 kilovatios (KW), que es un sistema de producción híbrido que combina fuentes de GLP y diésel con la eólica, para un total de 750 KW.

A estas dos unidades se espera que próximamente se unan otras que vienen siendo evaluadas por algunas empresas generadoras, como el proyecto de 200 MW, que desarrollaría EPM en La Guajira.

Igualmente se encuentran en proceso de medición de vientos Electrowayúu E.S.P. e Isagen, “que busca generar 32 MW contiguos al parque Jepirachi”, dice Víctor H. López, vicepresidente de la Asociación Colombiana de Energías Renovables (Acer).

También Emgesa desarrolla estudios técnicos de vientos en la alta Guajira, para determinar si es posible desarrollar un parque eólico en esta zona, más exactamente en las áreas de la Flor de La Guajira, Ichepup y Fepichien; y el Instituto de Planificación y Promoción de Soluciones Energéticas para las Zonas No Interconectadas (Ipse) acaba de firmar con el Gobierno de la República de Corea un acuerdo de cooperación en investigación energética, para poner en marcha un programa piloto de generación de energía híbrida foltovoltaica y eólica en la Sierra Nevada de Santa Marta, el cual entraría a funcionar en el primer trimestre del 2013. La primera fase contará con un presupuesto de 40.000 dólares aportados por Corea.

“Hacia finales de ese mismo año se espera tener otros tres parques de prueba operando en los sitios que defina el estudio de vientos que adelanta el Instituto en el país y con esa información se montaría un programa para tratar en el menor tiempo tener otras unidades, no solo con recursos oficiales sino con cooperación internacional e inversión privada”, dice Carlos Eduardo Neira Estrada, director del Ipse.

El Gobierno tiene destinados para desarrollar estos y otros proyectos entre 70 y 90 mil millones de pesos al año, los cuales están en el Fondo de Apoyo Financiero para la Energización de las Zonas No Interconectadas (Fazni). Estos dineros son nutridos de un impuesto que se les cobra a los generadores, comercializadores y distribuidores.

Otras zonas

Pero no solamente La Guajira tiene potencial para producir corriente emanada de esta fuente, “también están en Boyacá, los Santanderes, Valle del Cauca, Huila, Risaralda, San Andrés y Providencia”, anota Edwin Cruz, director sectorial de Energía y Gas de la Asociación Nacional de Empresas de Servicios Públicos y Comunicaciones (Andesco).

Estas posibilidades fueron establecidas por el mapa de vientos que realizó la Unidad de Planeación Minero Energética (Upme) y el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales de Colombia (Ideam) en el 2006.

BALANCE MUNDIAL

Según el último informe de la Asociación Mundial de Energía Eólica (WWEA, por sus siglas en inglés), la capacidad global instalada por dicho concepto llega a 254 gigavatios (GW), en los primeros seis meses de este año, que equivalen al 3 por ciento de la demanda mundial de energía eléctrica. Se espera que al finalizar el 2012 sea de 273 GW.

En América Latina los dos mercados más importantes son Brasil con 1,5 GW y México con 1 GW. Colombia participa con 20 megavatios (MW), con una fracción de contribución eólica que no llega al 0,2 por ciento en la generación de electricidad en el país, que es de 14,4 gigavatios (GW).

JOSÉ M. HIGUERA

REDACTOR CEET

Siga bajando para encontrar más contenido