Colombia, a medias en las Metas del Milenio

Indicadores del Banco Mundial muestran que el ingreso per cápita de los colombianos ratifica que este es un país de 'clase media'.

Finanzas
POR:
abril 20 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-04-20

Colombia, como los demás países del mundo, acordó hace diez años reducir considerablemente la pobreza en el 2015. Tras la primera década de ese compromiso, el Banco Mundial (BM) realizó una evaluación sobre los resultados y aunque no se refirió a ninguna nación en particular, sí dijo que el progreso ha sido desigual y que sólo 49 de 87 países de los que tiene datos están sobre la pista para alcanzar los llamados Objetivos del Milenio.

El balance del Banco Mundial fue presentado ayer en su informe anual sobre los indicadores de desarrollo, en el cual se comparan distintos aspectos que permiten analizar qué tanto está avanzando el mundo en la lucha contra la pobreza.

El análisis, que para poder ser comparativo utiliza datos del 2008, abarca desde el crecimiento económico, hasta temas medioambientales, de salud y demografía. En el presente artículo se hace referencia a la situación de Colombia en clasificaciones como evolucipón de la población, educación, medio ambiente, ingreso per cápita y representación femenina.

Menos gasto para educación 

Uno de los indicadores de desarrollo en los que a Colombia no le va bien es el de educación, pues los datos del Banco Mundial indican que el gasto público por estudiante no ha subido, sino que se ha contraído. En 1999 se destinaba el 15,2 por ciento del PIB per cápita para educación primaria, el 16,1 por ciento para la secundaria y el 37,8 por ciento par la universitaria, nueve años después esos porcentajes cayeron a 12,4, 14,8 y 26, respectivamente.

En total, el gasto público en educación fue del 3,9 por ciento del PIB en el 2008, un poco por encima del 3,6 por ciento de América Latina, pero inferior al 4,6 por ciento que se destina en el mundo entero. Cuba es la nación que más gasta en formar sus ciudadanos, con el 13,3 por ciento de su PIB.

La que menos plata usa para ese propósito es la República Centroafricana, con un 1,3 por ciento. No obstante, Colombia se destaca porque tiene a todos sus profesores de primaria con la formación profesional para el cargo y una cobertura del ciento por ciento de educación primaria entre la población que tiene la edad para cursar ese nivel.

Rezago en representación femenina 

Uno de los objetivos de desarrollo del Milenio es buscar la equidad de género y por eso un indicador clave está en determinar la población femenina de cada país. En Colombia en el 2008 era el 50,8 por ciento, un poco por encima de América Latina, donde las mujeres eran el 50,6 por ciento. No obstante, en el mundo el sexo femenino tiene menor representación, pues es el 49,6 por ciento del total de habitantes del planeta.

Parte de esta cifra se podría explicar por las naciones superpobladas como China, en donde las restricciones que prohíben tener más de un hijo han llevado a muchos padres a optar por los varones. Sin embargo, las cifras del BM muestran que los países donde este tema es más crítico son los árabes y en particular Qatar, cuya población femenina es tan sólo el 32,5 por ciento del total. Caso contrario es el de Estonia, pues allí las mujeres son el 53,9 por ciento.

En general, en todo el mundo la expectativa de vida de las mujeres es mayor que la de los hombres. En Colombia ellas viven 77 años y ellos 69, cifra similar a la de América Latina y superior al promedio global que es de 71 y 67 años, respectivamente.

Otro tema importante para evaluar el desarrollo es el embarazo de adolescentes, fenómeno que preocupa mucho en Colombia y que se mide particularmente en el tercer mundo. Según el BM, el 21 por ciento de las colombianas entre 15 y 19 años son madres. Esta cifra es bastante desalentadora para Nigeria donde es del 39 por ciento y menos mala en Croacia, Jordania, Ruanda y Ucrania donde es del 4 por ciento.

Así mismo, a Colombia le va mal en lo que respecta a la representación femenina en el Legislativo, pues el avance ha sido muy lento. Las mujeres pasaron de tener el 5 por ciento de las curules en 1990 al 8 por ciento el año pasado. En América Latina pasaron del 12 al 23 por ciento y en el mundo del 13 al 19 por ciento.

Una población que crece aceleradamente 

Aunque las parejas colombianas cada vez tienen menos hijos, el crecimiento de la población sigue siendo alto si se compara con el resto del planeta. Entre 1990 y el 2008 los habitantes del país aumentaron a un ritmo anual de 1,7 por ciento y se prevé que entre el 2008 y el 2015 avancen en 1,3 por ciento anual. En A. Latina hasta el 2008 el crecimiento poblacional fue de 1,5 por ciento y se proyecta que hasta el 2015 sea del 1 por ciento. En el mundo estos indicadores son de 1,3 y 1,1 por ciento, respectivamente.

Debido al rápido crecimiento poblacional, el país tiene un alto porcentaje de menores de edad. Hasta el 2008, el 30 por ciento de los colombianos tenía entre cero y 14 años. Los extremos en este aspecto están en Nigeria, donde el 50 por ciento tiene 14 o menos años y en Bulgaria, donde tan sólo es el 13 por ciento.

Los mayores de 65 años son el 5 por ciento de la población colombiana, mientras en Japón (que tiene el registro más alto) son el 21 por ciento y en Qatar y en los Emiratos Árabes Unidos, el 1 por ciento.

Riqueza, justo a mitad de tabla 

En ingreso per cápita, Colombia ocupa el puesto 104 entre 210 países. Esto significa que si el PIB del 2008 se divide entre todos los habitantes del país, cada uno recibió 4.620 dólares, suma inferior a los 6.768 que recibieron los latinoamericanos en promedio, pero por encima del grupo en el que se encuentra Colombia, según la clasificación del BM, que es la de países de ingreso medio, cuya cifra fue de 3.251 dólares anuales.

Los noruegos son los más ricos en términos de ingreso medio por habitante, pues en el 2008 cada uno recibió 87.340 dólares, mientras que los que peor están en este indicador son los pobladores de Burundi, en África, con tan sólo 140 dólares, es decir, únicamente 275.000 pesos al año, cifra que se explica porque ese país, al igual que Bolivia, no tiene salida al mar.

Mejoras en salud y medio ambiente 

El uso de anticonceptivos entre las colombianas casadas que tienen entre 15 y 49 años aumentó del 66 por ciento en 1990 al 78 por ciento en el 2008, así mismo se redujeron las emisiones per cápita de dióxido de carbono de 1,7 toneladas métricas en 1990 a 1,5 18 años después. En Colombia también aumentó el acceso a servicios sanitarios del 68 al 78 por ciento de la población entre 1990 y el 2006.

Los dos primeros indicadores (anticoncepción y emisiones contaminantes) son mejores en Colombia que en el resto de América Latina, mientras que el de servicios sanitarios está igual a la región.