Colombia pide que Estados Unidos concrete su intención con el TLC

La embajadora de Colombia en Washington, Carolina Barco, le dijo a PORTAFOLIO que el Gobierno Nacional ha hecho sentir el interés de avanzar lo antes posible en los temas en los que haya dudas.

POR:
marzo 04 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-03-04

Abierto a discutir nuevas ideas y sugerencias pero urgidos de un camino concreto que permita sacar adelante el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos.

Así se declaró el Gobierno colombiano un día después de que E.U. anunciara que presentará muy pronto un nuevo listado de requisitos que deben sortearse ante de que el TLC vea la luz. En entrevista con PORTAFOLIO la embajadora ante la Casa Blanca, Carolina Barco dice también que Colombia "le ha hecho sentir" a Washington el interés que existe por avanzar lo antes posible.

Profundo malestar generaron las declaraciones del representante Comercial Ron Kirk en el sentido de que a Colombia se le enviará una nueva lista de requisitos por cumplir si se quiere avanzar con el TLC. El presidente de la Andi, Luis Carlos Villegas, se declaró perplejo. ¿Cuál es su reacción? O ¿cómo las interpreta...?

Estamos a la espera de recibir una propuesta concreta del embajador Kirk para asegurar el camino hacia adelante para la aprobación del tratado.

En la audiencia de ayer (jueves), se evidencia que el Senado comparte con el presidente Obama su percepción sobre la importancia del comercio y las exportaciones para la generación de empleo, que es una prioridad en la política local actual de Estados Unidos.

Los tratados de libre comercio pendientes fueron reconocidos como claros instrumentos de promoción de exportaciones y esperamos que esta percepción del comercio como generador de empleo imprima una sentido de urgencia e impulse este proceso hacía adelante.

-Colombia ya ha venido realizando ajustes en respuesta a solicitudes hechas por el Congreso de E.U. ¿Tiene idea, o le han dicho cuáles serían los nuevos ajustes que quieren?

Colombia viene compartiendo con la Administración y el Congreso los avances en materia de seguridad y de condiciones laborales producto de la política de Seguridad Democrática.

Hemos suministrado los detalles de los cambios en materia legislativa, reglamentaria e institucional que se han venido realizando, y estamos abiertos a discutir con la Administración sus ideas y sugerencias.

El TLC lleva ya casi cuatro años frenado y siguen apareciendo razones políticas o relacionadas con la violencia sindical, que lo mantienen en el congelador. ¿No es hora ya de que el Gobierno eleve un poco el tono ante E.U. por este tratamiento?

El Gobierno ha sido claro y contundente con sus interlocutores sobre la importancia de este tratado para Colombia. Desde la posesión del presidente Obama, hemos tenido contacto permanente con las oficinas pertinentes en la Casa Blanca, el USTR, el Departamento de Estado y el Departamento de Comercio.

El propio presidente Uribe lo ha expresado en sus encuentros con el presidente Obama y la secretaria Clinton. En los últimos días, después de la publicación de la Agenda Comercial, hemos sostenido reuniones adicionales para buscar respuestas concretas y aclarar el camino. Colombia ha hecho sentir en Washington el interés de avanzar lo antes posible en estos temas.

¿Qué sigue ahora. En otras palabras, cómo ve la evolución del TLC de aquí en adelante?

El presidente Obama ha tomado un liderazgo en el cambio de percepción del libre comercio.

En la audiencia del Comité de Finanzas oímos de todos los senadores su apreciación sobre la importancia del comercio en la generación de empleo y de crecimiento económico. Este es un cambio positivo frente a la reacción negativa al comercio que ha existido en muchos medios.

Considero que el nuevo enfoque y el papel activo del Presidente, el Secretario de Tesoro, Secretario de Comercio y otros miembros de la Administración en resaltar el papel del comercio en la generación de empleo ofrece para los acuerdos pendientes un nuevo aire que esperamos se traduzca en un camino concreto hacía su presentación y aprobación en el Congreso.

Siga bajando para encontrar más contenido