Colombia pinta bien y sabe a rico

Colombia pinta bien y sabe a rico

POR:
noviembre 08 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-11-08

Mateo es un joven bogotano quien combina 2 dotes: es artista y cocina delicioso. Él ha montado un negocio bien interesante. A través de ese negocio está logrando varias piezas de su misión de vida. Logra unir gente que está en conflicto o que necesita mejorar su habilidad de trabajo en equipo y los pone a pintar colectivamente un mural y a preparar una comida gourmet colombiana. El joven les cobra por esto y con este dinero vive y contribuye a una fundación que trabaja con desplazados en talleres de arte y de culinaria. La pintura colectiva requiere una comunicación y una conexión emocional y espiritual. La cocina colectiva requiere comunicación racional y actitud de trabajo en equipo. El proyecto requiere una cocina y una pared en blanco. Este joven aprovecha un activo oculto que existe en Colombia para lograr lo que requiere el proyecto. Él le propone a parejas donde ambos trabajan y no tienen mucho tiempo para cocinar, ni para decorar su casa que les pintan un hermoso mural en una pared y les preparan una cena gourmet; todo esto, a cambio del uso de la cocina y la financiación de los ingredientes. Tiene una lista de espera de parejas que quieren ser parte del movimiento ‘Colombia Pinta Bien y Sabe a Rico’. Curiosamente, se han especializado en los murales de la riqueza poco conocida de Colombia. Una pareja decía luego de ver el mural con el estrecho del Río Magdalena que les genera una paz inmensa. Algunos de los temas favoritos incluyen: el Lago Calima, el cual tiene los terceros vientos más rápidos del mundo y los primeros vientos de América durante todo el año; la Casa del Fundador de Tunja, que es la mejor preservada de toda América; Bogotá y sus dos especies de pájaros únicos en el mundo; el Cañón de Chicamocha, el cual es 3 veces más grande que el Cañón del Colorado; los volcanes de lodo de Arboletes y del Totumo; una de las 10 mejores playas del mundo que se encuentra en Santa Marta -Tayrona; Cartagena- la fortificación española mejor mantenida del mundo; Barranquilla y el Museo Cultural más importante de todo el Caribe; San Agustín en el Huila, una mezcla de Stonehenge y Machu Pichu y San Andrés Islas, la mayor reserva de la biosfera marina en el mundo. Así mismo, la culinaria resalta la riqueza de la región del mural usando materias primas autóctonas y logrando innovación. Mezclan la tradición y la fusión; un ceviche de tilapia del Huila con un mousse de zapote de la costa Atlántica. Al final del ejercicio que dura una tarde, los grupos en conflicto, cansados y satisfechos con la construcción colectiva, se dan un abrazo fraternal. El taller termina con un protocolo de construcción colectiva donde los equipos se comprometen a 10 acuerdos de convivencia. Y así, hogar por hogar, plato a plato, mural a mural y conversación en conversación, este joven va liderando la construcción de una mejor Colombia, una Colombia que sabe a rico y pinta bien. Pedro Medina Presidente, Fundacíón Yo Creo en Colombia La culinaria resalta la riqueza de la región del mural usando materias primas autóctonas y logrando innovación”.

Siga bajando para encontrar más contenido