Colombia, entre recortes y el ‘boom’ minero

La situación de Colombia no difiere de la de EE. UU., que propuso plan de recorte de gastos.

AFP

Nancy Pelosi

AFP

POR:
mayo 11 de 2011 - 04:54 p.m.
2011-05-11

El gobierno colombiano se ha visto obligado a tomar decisiones polémicas como la venta de Ecopetrol, a abrirles espacio a proyectos como el aumento del pago para las compañías petroleras -liderado por el senador Juan Mario Laserna Jaramillo-, y a incrementar el recaudo de impuestos, debido a que como parte de su plan de gobierno existe un compromiso de no aumentar los tributos de manera generalizada.

En medio de un déficit fiscal creciente, un dólar a la baja que tiene afectado a los exportadores y una temporada invernal que no cesa, el Gobierno se encuentra en un dilema sobre el camino que debe seguir para estabilizar el gasto y conseguir mayores recursos para financiar varias iniciativas claves de su plan de desarrollo.

Por estos días, Colombia asimila el grado de inversión -que entre otras ha generado la llegada de numerosos inversionistas con dólares- y un posicionamiento importante en materia de comercio exterior.

Sin embargo, la penosa situación causada por el invierno disparó el gasto y tiene en continuos debates al Gobierno sobre lo que debe hacer para no aumentar los impuestos pero sí conseguir mayores recursos.

Lo que EE. UU. quiere hacer

El diario estadounidense ‘The Washington Post’ abrió este miércoles con la noticia de que el gobierno de Obama presentará un plan para reducir el déficit fiscal que por primera vez puso más o menos de acuerdo a demócratas (el partido de Obama) y republicanos.

Dentro del plan hay medidas tan impopulares como incrementar los impuestos y reducir la cobertura del sistema de salud, todo con el fin de sanear las finanzas internas y evitar una crisis como la que viven países de Europa, que finalmente termina por contagiar al resto de la comunidad europea.

Incluso, hay propuestas, como la del senador demócrata Richard J. Durbin, quien pide elevar la edad de la pensión, de 65 a 69 años, eso sí, para una fecha todavía lejana, como es el año 2075.

Pero para el plan de Obama aún falta tela de dónde cortar y muchos escollos qué sortear, como la postura de Nancy Pelosi, vocera del Congreso de Estados Unidos, quien desde el principio ha calificado el plan de “simplimente inaceptable”.

Redacción Portafolio.co

Siga bajando para encontrar más contenido