Colombia es la sede de Tormo en Latinoamérica

En Suramérica, Colombia se ha convertido en el más importante mercado emergente de franquicias, y la empresa española Tormo y Asociados tuvo en cuenta ese factor para establecer en este país su centro de operaciones para Latinoamérica.

POR:
noviembre 15 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-11-15

Por esa razón, la consultora española adquirió recientemente un paquete accionario de la caleña Grupo Americano de Franquicias. “Decidimos estar en Colombia, no a través de alianza sino con una participación e inversión directa. El Grupo Americano nos ofrece una estructura legal fuerte y una buena experiencia en los mercados colombiano y centroamericano, y por eso realizamos esta fusión, que pretende que este país sea el eje estratégico, para las empresas interesadas en franquiciar y para los nuevos inversionistas del continente, hacia E.U. y Europa”, dijo el español Eduardo Tormo, presidente de Tormo y Asociados. Hasta el mes de junio pasado, Tormo operaba en el país a través de una alianza con Expansión de Negocios, pero decidieron separarse. “Las bases que nos ofrecían no eran las adecuadas para la magnitud del negocio que tenemos en mente”, agregó Tormo. Por su parte, Lucas Bruno, anterior directivo del Grupo Americano y hoy gerente general de Tormo en Colombia, explica las ventajas de esta fusión. “Nos ahorramos años de crecimiento. Este es un gran salto, porque ahora les podemos ofrecer a nuestros clientes una visión de negocios tanto en América como en Europa, por encima de otras empresas de consultoría del país e incluso de Estados Unidos”. El avance de los empresarios colombianos en el tema de las franquicias empezó hace cinco años aproximadamente. Hoy en día hay una red de 365 pequeñas y medianas empresas en plena expansión de su negocio tanto en Colombia como en otros mercados. “Los colombianos entendieron que no se pueden quedar de brazos cruzados, con la idea de que abrir sucursales es una pérdida de tiempo. La generación de pymes hoy es culta, preparada y saben que la mejor manera de crecer y no perder autonomía es mediante este modelo que ya comprueba sus ventajas en países como México, Brasil y Argentina”, opina Julio Seneor, socio de Tormo en Colombia. 20 millones de pesos es el costo promedio de una franquicia económica en el país.

Siga bajando para encontrar más contenido