Colombia sostiene diferencias comerciales con Ecuador, Panamá y la UE

Mientras pelea con su vecino del sur por aranceles a sus exportaciones, es su aliado en la vieja pelea contra la UE por el banano. Con Panamá es aliado y a la vez rival al restringirle exportaciones.

POR:
julio 16 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-07-16

Es la más publicitada por estos días: pero la pelea comercial con Ecuador es solo una de varias. Incluso, Colombia es aliada de Ecuador en el lío con la Unión Europea, en donde también está del lado de Panamá, país que le ganó en un fallo que Colombia aún no cumple.

Entre tanto, está preparando una acción legal contra Argentina ante la Organización Mundial de Comercio (OMC) en Ginebra e, incluso, ha contemplado restringir importaciones del Mercosur, por el bloqueo gaucho al ingreso de medicamentos colombianos a su mercado.

En el lío con Ecuador, en donde los vecinos impusieron sobrearanceles con el pretexto de que el peso colombiano se estaba devaluando, Colombia espera hoy un pronunciamiento favorable de la Secretaría de la Comunidad Andina (CAN) para que el vecino eche atrás la medida que afecta a 1.346 productos.

El país está, incluso, dispuesto a llevar el caso a la Organización Mundial de Comercio (OMC), en Ginebra, de acuerdo con lo manifestado por el canciller Jaime Bermúdez.

Casos que se alargan

Ante un eventual fallo adverso de la CAN, el vecino echaría mano de la reconsideración, un instrumento que ya utilizó para retrasar el cumplimiento de la orden de la Secretaría andina sobre la salvaguardia de balanza de pagos, y seguir restringiendo el ingreso de productos colombianos.

Pero en otro caso, Colombia y Ecuador están del mismo lado. El régimen que aplica la UE a sus importaciones de banano ha sido 'condenado' en varias ocasiones por la OMC en respuestas a demandas de Ecuador, con el apoyo de Colombia y otros productores latinoamericanos, entre estos Panamá, por considerarlo restrictivo y discriminatorio a favor de las antiguas colonias europeas.

Hace un año se llegó a un acuerdo para reducir gradualmente la tarifa de 176 dólares por tonelada de la fruta que llega al continente europeo. Sin embargo, el fracaso de la Ronda de Doha dio al traste con dicho acuerdo. Colombia insiste en que este se respete, al tiempo que siguen las conversaciones de Doha y el tema se negocia en el buscado TLC de Colombia con la UE, cuya quinta ronda comenzará el lunes próximo en Lima.

Los negociadores colombianos del TLC con la Unión Europea trabajan coordinadamente con los voceros oficiales en Doha de manera que lo que se logre en uno de esos dos escenarios no sea inferior a lo que se obtenga en el otro.

Amigos y rivales

Pero si Panamá es un aliado bananero, se declara víctima de Colombia en otro caso. Para combatir el contrabando abierto y la subfacturación de algunos productos de la cadena textil-confección y calzado provenientes del istmo, Colombia determinó que solo pueden ingresar por Bogotá y Barranquilla; además, les fijó unos precios indicativos.

El caso terminó en un pánel arbitral de la OMC, que falló a favor de Panamá a finales de abril pasado. Durante los 45 días siguientes hubo conversaciones bilaterales con miras a desmontar las medidas, pero no hubo humo blanco.

El punto irrita considerablemente a los panameños, cuyo interés es la eliminación inmediata de dichas restricciones, pero el gobierno colombiano decidió que las mantendrá por lo menos hasta diciembre próximo mientras diseña un esquema que tenga similares efectos y que se ajuste a la normatividad de la OMC.

La controversia, pues, se mantiene con posibilidad de que, advirtió el presidente de la Cámara Colombo-Panameña, Eduardo Cristo, Panamá recurra nuevamente a la OMC para hacer valer sus derechos.

Medicamentos, sin regreso a Argentina

Por el bloqueo argentino a los medicamentos colombianos, el Gobierno ya ha reunido suficiente información para radicar el caso en la OMC bajo el rótulo de un obstáculo técnico al comercio (no certificación de los laboratorios colombianos por parte de las autoridades sanitarias gauchas).

El problema ha tomado tal vuelo, que incluso en el Gobierno se ha discutido la posibilidad de frenar las importaciones desde el Mercosur (bloque del cual hace parte Argentina) para presionar una salida, pero no se ha llegado a una decisión definitiva. También se ha ventilado la idea de activar el mecanismo de solución de controversias bajo la premisa de que tenga un impacto favorable a corto plazo.

Siga bajando para encontrar más contenido