Colombia todavía es un espectador en el Mila

La acción de Ecopetrol es la que más se transa, pero las chilenas son las que más flujos mueven.

Colombia todavía es un espectador en el Mila

Efe

Colombia todavía es un espectador en el Mila

POR:
mayo 08 de 2014 - 01:59 a.m.
2014-05-08

En los tres primeros años de operaciones del Mercado Integrado Latinoamericano (Mila), el país al que mejor le va es a Chile. Colombia, como dice el presidente de la Bolsa de Valores local (BVC), Juan Pablo Córdoba, hasta ahora ha sido “el gran espectador del baile”.

La razón es que las acciones que más se transan son las chilenas y quienes han invertido en ellas son los peruanos.

Sin embargo, a pesar de la ausencia de protagonismo de los títulos colombianos, el papel de la petrolera Ecopetrol es el que más flujos de capital recibe entre las acciones de los tres países. Pacific Rubiales es la otra acción colombiana destacada, en el séptimo lugar dentro de las 10 primeras.

Además de Ecopetrol (US$3.985 millones), las acciones más negociadas son Cencosud (US$3.277 millones), Falabella (US$3.175 millones), Latam Airlines Group (US$2.951 millones) y Enersis con (US$2.789 millones), todas chilenas.

El próximo 30 de mayo esta integración bursátil regional cumple 3 años, tiempo en el que se pasó de transar 16 millones de dólares, en el 2011, a 140 millones de dólares al cierre del 2013. Esta cifra aún es considerada muy baja, a pesar de que los tres son mercados con buenas dinámicas.

LOGROS

Al final del año pasado, la capitalización bursátil del Mila fue de 601.953 millones de dólares. De estos, Chile representó el 44,19 por ciento de participación; Colombia el 35,77 por ciento y Perú el 20,04 por ciento.

El año pasado este mercado tenía 590 emisores (282 peruanos, 227 chilenos y 81 colombianos).

Desde su creación, en mayo del 2011, hasta diciembre del 2013, se han realizado operaciones por más de 236 millones de dólares a través de la plataforma del Mila.

“La integración es un camino”, dijo ayer Juan Pablo Córdoba, con moderado optimismo, durante un foro sobre mercados de capitales, organizado por Anif. “El Mila sí le ha dado más visibilidad a la región”, agregó el directivo. ¿Cómo lograr su expansión?

La pregunta que surge es si esta integración está dando los resultados esperados o si, por el contrario, generó más expectativas de lo que realmente puede lograr.

Catiana García, consultora del Banco Mundial (BM), dice que la regionalización de los mercados es clave para el BM, y por eso “se está apoyando a las respectivas superintendencias en lo relacionado con el marco de integración”. La especialista explica que estos procesos de integración no son sencillos y toman su tiempo pues “hay que profundizar en las dimensiones del negocio, en la regulación y en la supervisión”.

“La integración nórdica y la de la Unión Europea son exitosas, pero tomaron su tiempo de consolidación”, agrega.

En la misma línea está Córdoba, presidente de la BVC, quien señaló que la mejor estrategia es encontrar la manera de “construir economías de escala para que ese mercado de capitales les sirva a todos los inversionistas”. Por ejemplo, la razón por la cual las acciones chilenas han tenido mayores flujos de capital es por la diversidad de emisores, situación canalizada por los inversionistas peruanos.

“El problema de Colombia es que el flujo de acciones se ha canalizado en una sola comisionista, Serfinco. Aunque Credicorp y Corredores Asociados han tenido participación, ninguna otra tiene una estrategia para distribuirles valores de Perú y Chile a sus inversores”, señaló Córdoba, al reiterar que esta madurez toma tiempo.

AVANCES Y RETOS DE LA INTEGRACIÓN BURSÁTIL

Entre los avances logrados por el Mila, Juan Pablo Córdoba, exalta el lanzamiento el año pasado en Colombia del primer ETF local indexado al índice SPMila 40. “A través de este fondo los inversionistas locales e internacionales tienen exposición a las 40 acciones más importantes y con mayor liquidez listadas en las bolsas de valores de Colombia, Chile y Perú”. El valor de los activos administrados por el fondo a la fecha asciende a US$5 millones. Dentro de los retos, Córdoba dice que hay que “establecer (bajo el principio de reciprocidad) que las inversiones sobre los valores que se negocian sean consideradas en los tres países como inversiones locales.

jaivia@eltiempo.com

Siga bajando para encontrar más contenido