‘Colombia va bien, pero todavía tiene tareas pendientes'

Las medidas que recientemente han tomado las autoridades van por buen camino, pero insiste en que faltan más reformas que conduzcan a un cambio estructural en la economía con el fin de garantizar el crecimiento sostenido.

POR:
febrero 01 de 2013 - 01:00 a.m.
2013-02-01

Pier Carlo Padoan es el economista jefe y segundo al mando de la Organización Económica para la Cooperación y el Desarrollo, un prestigioso club de países ricos y emergentes con sede en París, al que Colombia desea ingresar pronto.

De visita en Bogotá con el fin de presentar el análisis que hizo la entidad sobre la economía nacional, habló en exclusiva con Portafolio.

¿Cómo resumiría el mensaje central del reporte que presentaron?

Colombia ha tenido un buen desempeño durante la crisis global y nuestras perspectivas se mantienen positivas, pero hay grandes retos que se pueden resumir en tres puntos: el auge de los productos básicos ha sido el principal impulsor del crecimiento, la inequidad es un problema muy serio y se debe incrementar la productividad. Debo añadir que estos elementos están relacionados de distintas maneras. 

¿Somos víctimas de la maldición de los recursos naturales?

Sí y no. Al igual que les ocurre a otros productores de bienes primarios, la tasa de cambio real se ha apreciado. Y pese a que la inflación al consumidor va a la baja, los salarios han subido. 

Hay una discusión sobre si el país tiene o no enfermedad holandesa. ¿Cuál es su visión?

Hay síntomas claros, pero sugiero ver el tema en términos dinámicos. El punto es que haya el reconocimiento de que en el largo plazo la estructura y el rumbo económico deben cambiar. Esto es posible, hay políticas, recetas, recursos, pero Colombia sí puede evitar caer en la enfermedad holandesa. Está en el campo de las autoridades económicas hacer algo al respecto.

El tema va más allá de la intervención del Banco Central en el mercado…

Sabemos que cuando hay fundamentales presionando la tasa de cambio en una dirección, las medidas para tratar de ir en contra del viento son generalmente insuficientes. Creo que el Banco Central hace lo correcto al tratar de evitar la volatilidad en el corto plazo, y eso permite ganar tiempo, pero la solución va más allá. 

¿Qué tenemos a favor?

Hay una ventana de oportunidad para hacer frente a todos estos temas, porque la estructura macroeconómica es robusta. Se han tomado medidas en el plano fiscal y para controlar posibles burbujas especulativas.

¿Se está ahorrando lo suficiente?

La regulación en materia de regalías es importante. Lógicamente, el diablo está en los detalles, y será extremadamente importante definir los mecanismos para incentivar la transparencia y la focalización efectiva de los recursos. El mensaje es que las reglas van en la dirección correcta, pero la implementación es un asunto clave.

Cuando dice que los recursos deben asignarse mejor, ¿a qué se refiere?

Eso quiere decir que hay que poner en marcha reformas que faciliten la productividad. Recomendamos esfuerzos para mejorar el sistema educativo, y sabemos que el capital humano es un requisito para que las economías se muevan hacia una producción más sostenible. También se necesita un mercado laboral que facilite esa relocalización, y que haya menos informalidad. También, un sistema financiero más eficiente y que haya mayor profundización financiera, así como mayor apertura, con más acuerdos comerciales. 

Mucha gente dice que tales soluciones no resuelven los inconvenientes de corto plazo…

El cambio estructural toma tiempo, pero a veces toma menos de lo que podría pensarse. Segundo, las reformas al mercado laboral son más efectivas cuando el ambiente macroeconómico es favorable, y Colombia está en esa situación. Tercero, traigo a colación un tema que no es nuevo: la corrupción. Este es un problema que hace que se demoren las reformas estructurales.

¿Cómo se puede reducir la inequidad?

Hay dos maldiciones, una es el alto desempleo y la otra es la informalidad. Hay muchos instrumentos. Uno puede ser el sistema de impuestos, que creemos debe cambiar. La regla, en principio, es dejar de aplicar impuestos al trabajo y más hacia las utilidades o el uso de los recursos naturales. 

¿Y la informalidad?

Hay que revisar de cerca el salario mínimo, porque es considerado alto, pero también hay que mejorar el sistema educativo.

¿La reforma tributaria reciente fue un paso en la dirección correcta?

Sí, porque se redujeron los costos laborales con la eliminación parcial de los parafiscales, pero aún Colombia tiene contribuciones excesivas a la nómina.

Hay varios elementos para mejorar la productividad…

La productividad es el resultado de la interacción de diferentes factores. Darle prioridad a algo es una trampa política, porque eso es frenar en la primera parada. Hemos visto que hay que diseñar un conjunto de reformas estructurales que estén diseñadas para complementarse. Estoy a favor de paquetes de reformas.

En infraestructura, los esfuerzos de Colombia son bajos, ¿cuál podría ser la clave?

Hay que aumentar la efectividad del gasto en infraestructura, y ver que el dinero esté bien invertido. El Gobierno debe enfocarse en eso y afortunadamente ya hay una institución como la Agencia de Infraestructura. De todas formas, no es solo la cantidad que se invierte, sino en que tenga mejor uso, que en Colombia debería ser hacia los sistemas multimodales. Queda un legado negativo, que es la incertidumbre frente al cumplimiento de contratos.

En el corto plazo, ¿hay algunas luces amarillas?

Depende de cómo va a ser finalmente el avance de la economía global, y en eso soy muy cauto. Somos relativamente optimistas y no vemos ningún signo preocupante en términos macroeconómicos. 

Si Colombia adopta todas sus recomendaciones, ¿qué país encontraremos en 10 o 15 años?

Uno con un crecimiento más sostenido y fuerte, más justo, más resistente a los choques, y con menor dependencia de los bienes primarios. 

¿Es este reporte una precondición para el ingreso de Colombia a la Ocde?

No. Tan solo es una señal clara de que Colombia y la Ocde trabajan muy bien juntos.  

Siga bajando para encontrar más contenido