Colombia se traza disminuir el desperdicio de alimentos

La meta del gobierno es “estimular la producción de alimentos autóctonos, con lo cual se generan ingresos al campesino, y que cumplan adecuadamente con los más exigentes estándares de calidad nutritiva”.

La malnutrición se genera por múltiples causas, entre ellas la pobreza y los riesgos sanitarios.

Archivo EL TIEMPO

La malnutrición se genera por múltiples causas, entre ellas la pobreza y los riesgos sanitarios.

Finanzas
POR:
noviembre 21 de 2014 - 12:22 p.m.
2014-11-21

Colombia está a punto de cumplir el objetivo de reducir a la mitad la población que pasa hambre y pretende disminuir el desperdicio de alimentos, manifestó el embajador colombiano ante la FAO, Juan Sebastián Betancur, durante su intervención en la II Conferencia sobre Nutrición.

“Estamos a punto de cumplir con la meta trazada en los objetivos del milenio de reducir a la mitad, tanto el hambre en Colombia, como la población por debajo de la línea de pobreza”, explicó Betancur.

El embajador ante este organismo de Naciones Unidas agregó que ahora otros retos serán “disminuir la pérdida y el desperdicio de alimentos, mejorar la sostenibilidad de los sistemas alimentarios y diseñar estrategias con un enfoque diferencial que contemple las características particulares de cada comunidad”.

Betancur señaló en la sede de la FAO que “la malnutrición se genera por múltiples causas, entre ellas la ignorancia, la pobreza, los riesgos sanitarios y fitosanitarios de los alimentos, y las prácticas perversas de comercio de productos adulterados”.

Por ello Colombia, subrayó, “quiere combatirla con una adecuada educación, generación de ingresos e información que facilite conocer qué tipos de alimentos están en el comercio, castigando ejemplarmente delitos que atentan contra la salud y la vida”.

El embajador colombiano en este organismo describió cómo su país está trabajando para “estimular la producción de alimentos autóctonos, con lo cual se generan ingresos al campesino, y que cumplan adecuadamente con los más exigentes estándares de calidad nutritiva”.

Añadió que en su país existe “una política de investigación científica que estudia cómo mejorar la calidad de los productos a consumir, más que por la cantidad de los mismos”.

“La meta es entonces contar con poblaciones sanas, seguras y con ingresos que le permitan vivir dignamente, para poder tener niños con capacidad cognitiva completa, y de ahí la importancia de la atención a la gestación y a la primera infancia”, señaló.

Betancur citó el “Plan Decenal de Salud Pública 2012-2021” aprobado por el gobierno colombiano, que contempla “la seguridad alimentaria y nutricional como una de las dimensiones fundamentales indispensables para garantizar la salud y el bienestar de todo individuo”.

EFE