Colombia, con más vendedores ilegales para Brasil 2014

Organizadores del evento futbolístico hicieron un llamado de advertencia a cien compañías por estar vendiendo boletas de manera ilegal. Además de nuestro país, México y Ecuador integran la lista de países en donde se registra una mayor venta no autorizada de entradas a los partidos.

POR:
diciembre 03 de 2013 - 01:53 p.m.
2013-12-03

Debido a que este viernes se llevará a cabo el sorteo para definir los grupos de la primera ronda, se espera que el movimiento en el mercado negro de boletas aumente. (Vea también: ¿Cuánto cuesta ir al Mundial Brasil 2014?)

“Estoy seguro de que más y más casos saldrán a la luz, con sobreprecios astronómicos que buscan asaltar en su buena fe a los fanáticos que quieren comprar una boleta para ver un partido”, afirmó Imran Patel, de Match Services AG, la empresa que expide las boletas de Brasil 2014. “Entre más cerca estemos del Mundial, mayor será la magnitud de este problema”.

Según Patel, Colombia está entre los países en donde los vendedores no autorizados han estado más activos, junto con Ecuador y México. En este último, la agencia de protección al consumidor Profeco identificó el mes pasado a 11 vendedores ilegales y ya emprendió acciones legales contra 6 que hicieron caso omiso de las advertencias y siguen haciendo promoción para vender boletas.

Brasil no ha sido anfitrión de la Copa Mundial de Fútbol desde 1950. La Fifa recibió más de 6 millones de aplicaciones durante la primera fase de ventas a principios de este año, superando el interés que hubo en Francia 98 y Alemania 2006. Hasta el momento, solo un poco más de un millón de los 3.3 millones de boletas se han vendido, siendo Estados Unidos el mercado más grande después de Brasil, según datos de la Fifa, la única entidad autorizada para vender las boletas. Luego de la rifa que determinó los compradores del primer lote de unas 900.000 boletas, se vendieron otras 220.000 el 11 de noviembre en menos de 7 horas. La siguiente venta será el 8 de diciembre.

Los precios para extranjeros van desde los 90 dólares hasta los 990 dólares, la entrada más cara para la final en el Maracaná de Río de Janeiro. La boleta más barata de la final para no brasileros costará 440 dólares. Los sobreprecios típicos en el mercado ilegal pueden doblar o triplicar este precio, dijo Patel.

“Lidiamos con estafadores, revendedores, con multinacionales, con el vendedor callejero; se trata de una amplia gama de entidades e individuos que se involucran en este tipo de actividad, afirmó Patel. “Apenas se sepa en qué grupo quedará cada equipo, con quién jugará y dónde, anticipamos un aumento significativo de compañías vinculadas con esta práctica”, declaró.

En el Mundial de Sudáfrica 2010, Match identificó cerca de 300 compañías que vendían boletas ilegalmente. Alrededor de 200 fanáticos pagaron entre 2.000 y 3.000 dólares por boletas para la final que nunca recibieron.

“Este problema puede ser mayor en Brasil, considerando el interés local por el evento, dado que es un país famoso por su amor al fútbol”, concluyó Patel.

Bloomberg
 


 

Siga bajando para encontrar más contenido