Colombia vendió 50.000 carros más que Venezuela en el 2009

El sector automotor venezolano vendió 136.517 unidades nuevas, lo que representa una caída de 49,7% en comparación con el año anterior, informó este martes la Cámara Automotriz Venezolana (Cavenez).

POR:
enero 12 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-01-12

En contraste, Colombia vendió unos 185.119 vehículos nuevos al detal el año pasado, según cifras preliminares, pese a la negativa de Hugo Chávez de comprar 10.000 vehículos (en su mayoría camiones movidos por gas) de los tres ensambladores colombianos, promesa que durante el 2009 no cumplió y que probablemente hubiera dinamizado un poco más el mercado automotor colombiano.

Hay que recordar que históricamente Venezuela ha vendido casi el doble de vehículos que Colombia en un año, salvo en el 2007, en el cual Colombia vendió una cifra similar a la del vecino país.

Del total de vehículos vendidos en 2009 en Venezuela, 110.015 (-19,2 por ciento) se ensamblaron en el país y 26.502 (-80,4 por ciento) se importaron, según el informe gremial. Además, se exportaron 55 automóviles (-95,4 por ciento).
   
En diciembre se vendieron 9.984 vehículos, es decir 0,9 por ciento menos que durante el mismo mes de 2008.

En los últimos años la comercialización de vehículos se ha visto afectada en Venezuela por los retrasos en la concesión de divisas a ensambladoras y fabricantes para adquirir autopartes y cancelar deudas a la tasa oficial de 2,15 bolívares por dólar, que rigió durante todo el 2009 hasta su eliminación la semana pasada.
   
El viernes, el gobierno venezolano devaluó la moneda local, el bolívar, y estableció dos precios oficiales del dólar: 2,60 para productos de primera necesidad, remesas e importaciones del sector público y 4,30 para el resto de productos, como las autopartes.
   
Además, con la congelación de las relaciones con Colombia a finales de julio, el gobierno venezolano anuló la compra de 10.000 vehículos pactada con el país. Luego negoció la compra de 20.000 vehículos argentinos, más costosos que los colombianos, de los cuales la gran mayoría arribará en 2010.
   
A finales de diciembre, el presidente Hugo Chávez amenazó con expropiar las plantas ensambladoras en Venezuela del constructor de autos japonés Toyota que, según denunció, "no quiere" ensamblar vehículos todoterreno en el país, y extendió la advertencia a otras ensambladoras como Ford, General Motors y Fiat.
   
En Venezuela funcionan siete plantas ensambladoras que compran en el exterior las piezas que el país ya no produce.
   
El ejecutivo venezolano anunció que inyectará unos 2.000 millones de dólares a la industria automotriz para pagar sus compromisos y hacer nuevos pedidos de partes para ensamblar, con el fin de normalizar el mercado en 2010.

Finalmente, si se tiene en cuenta la devaluación de la moneda venezolana esta semana, los vehículos subirán de precio automáticamente y eso afectará las ventas para el 2010 aún más.

Siga bajando para encontrar más contenido