Colombia es vulnerable ante la salida de capitales

Informe de ‘The Economist’ dice que Argentina, Brasil y Venezuela también tienen luz roja.

La deuda externa es uno de las varibles del índice de 'The Economist'..

Archivo Portafolio.co

La deuda externa es uno de las varibles del índice de 'The Economist'..

POR:
septiembre 09 de 2013 - 04:43 a.m.
2013-09-09

Colombia es uno de los países que, aparentemente, estaría en mayor posición de vulnerabilidad en caso de que se produjera un corte inesperado en los flujos de capital.

Así lo señala un informe de la publicación 'The Economist', a partir de un índice que, teniendo en cuenta varios criterios, da una idea sobre la posición de los de mercados emergentes.Incluye los niveles de deuda externa de corto plazo en relación con las reservas internacionales, el déficit en la cuenta corriente, el crecimiento del crédito y la apertura del sistema financiero.

Según este indicador, solo es superado por Turquía, y comparte posiciones en el grupo donde está encendida la luz roja con Sudáfrica, Argentina, Ucrania, Brasil y Venezuela.

Por ejemplo, en cuanto al déficit de la cuenta corriente en Colombia, ronda el 4 por ciento, y si bien varias economías están sobre este nivel, esto hace parte del grupo de riesgo.

Constantemente se ha mencionado que los niveles de deuda externa del país están en niveles controlados, pero el problema es que el nivel de reservas no es tan alto. El estudio dice que las obligaciones de corto plazo rondan el 70 por ciento de las reservas internacionales del país.

Otro de los elementos que podría jugar en contra de la economía colombiana es el crecimiento que ha tenido el crédito en los últimos años. Según 'The Economist', el promedio de avance de la cartera del sector privado ha sido del 7 por ciento, entre el 2009 y el 2012. Cabe recordar que el crédito se aceleró especialmente en el 2011, pero una serie de medidas del Banco de la República ha logrado contener el crecimiento.

“Un rápido crecimiento del crédito suele ser una señal de sobrevaluación en los activos y de tensión en las empresas”, dice.
En cambio, el país es uno de los de menor apertura financiera, y aunque la moneda se ha devaluado en lo corrido del año un 10,17 por ciento, la situación no es tan pronunciada como en la mayoría de los emergentes.

Siga bajando para encontrar más contenido