Colombiano afectado por fraude Madoff rompe su silencio, ahora que el estafador está tras las rejas

El financista Andrés Piedrahita, que tuvo negocios con el defraudador Bernard Madoff, habló en la emisora 'La W' y negó estar involucrado en la mayor estafa en la historia de los fondos de finanzas.

POR:
julio 31 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-07-31

Después de muchos meses de silencio y de recibir acusaciones en todo el mundo por la pérdida de miles de millones de dólares, Piedrahita se declaró uno de los más afectados por la quiebra de Bernard Madoff y considera que detrás de la mayor defraudación del mundo no está solamente él sino un conglomerado que sabía lo que venía en camino. 

"El cuento que se echa de que yo fui el principal distribuidor de Madoff en los últimos 10 años es falso porque la relación con Madoff empezó con uno de los 'partners' fundadores del grupo Fairfield que fue el abogado Jeffrey Tacker, un hombre con un prestigio muy importante y el señor Madoff ya venía manejando dinero, especialmente de la comunidad judía en Nueva York", le dijo Piedrahita a La W.

El financista colombiano explicó que en julio de 1989 comenzó una relación con Madoff que empezó con un millón de dólares y que fue aumentando poco a poco a través de su compañía Little Stone y tras casarse con la hija del creador del grupo Fairfield se asoció con esta compañía para expandir sus productos en Europa.

Para el momento en que se hizo la fusión de Little Stone y Fairfield, Fairfield ya tenía varios millones de dólares de Madoff. 

Piedrahita dijo que a pesar de no tener una relación directa con Bernard Madoff, se considera responsable de la millonaria defraudación.

"Claro que soy responsable, como creo que los ejecutivos de los bancos también. Yo no me estoy lavando las manos de ninguna manera. Lo único que digo es que mis responsabilidades no eran manejar la relación ni el fondo con él. Mis responsabilidades eran diversificar la compañía y lo hice con un gran éxito".

Indicó que su labor fue alimentar un fondo de fondos y conseguir nuevos negocios para la compañía, pero nunca sabía de la caída de la compañía.

"A raíz del desastre de Madoff nosotros hemos perdido todo", dijo al explicar que "nosotros somos una de las mayores víctimas porque alcanzamos a invertir 100 millones de dólares; es más, para que ustedes se den cuenta, una semana antes le dimos 20 millones de dólares". 

Dijo que antes de la crisis salieron billones de dólares de ganancias a grupos privilegiados de California y La Florida, y el hecho de que estuviera pagando a tiempo le dio mayor confianza al sector financiero.

Promete devolver dineros 

En su extensa declaración, el colombiano explicó que a pesar de que legalmente no está obligado a devolver los ahorros que miles de inversionistas depositaron en su empresa asociada a Madoff, cree que moralmente tiene la intención de devolver los dineros recaudados.

"Nosotros eso es lo que queremos hacer y en ese proceso estamos con el liquidador. Consideramos que es justo devolver el dinero que nos ganamos con Madoff durante un periodo de muchos años. Bajo la ley anglosajona no lo deberíamos devolver, pero consideramos que es lo justo", indicó en la entrevista concedida a 'La W'.

Explicó que nunca llegó a pensar sobre el fracaso de Madoff debido al prestigio del que gozaba en el mundo financiero, así como también las minuciosas investigaciones de las que salió airoso.

"El fondo de Madoff era muy atractivo; tenía unos rendimientos regulares de 8 o 9 por ciento al año que no despertaban sospechas, era un lugar muy seguro donde tener el dinero y para serle franco nosotros también invertíamos; era un fondo seguro donde no había apalancamiento y las familias más importantes del mundo invertían en ese fondo, que había sido investigado en dos ocasiones y había salido ileso de cualquier cuestionamiento", dijo Piedrahita.

Sostuvo que no tiene un cálculo de las comisiones recaudadas debido al complejo portafolio financiero que manejaba.

"En el negocio nuestro tenemos gente de mercadeo dentro y fuera de la empresa y ellos se quedan con alguna parte de la comisión y por lo tanto el cálculo es un aspecto que estamos mirando, haremos lo que moralmente es correcto; ahora, cuánto va a ser es un aspecto que va a tomar algunos meses".

Venta del yate

Andrés Piedrahita también manifestó que su paseo por el mar Mediterráneo en su barco obedeció a una gestión encaminada a venderlo para poder sufragar las millonarias pérdidas.

Admitió que subió en el barco a dos potenciales compradores para brindarles un almuerzo y convencerlos de la importancia de la compra.

"Me subí en el barco en dos ocasiones: una en el sur de Francia y otra en Venecia; salí a almorzar con ellos y yo creo que cualquier persona en mi situación hubiera hecho lo mismo. Lo que estaba tratando de hacer era encontrar una manera efectiva de venderlo"
 

Siga bajando para encontrar más contenido