El colombiano ha sido buen pobre y busca ser buen rico

Se requiere una actitud propositiva y de acción frente al cambio

POR:
mayo 15 de 2013 - 12:26 a.m.
2013-05-15

Dos periodistas reconocidos del país, Mauricio Vargas, escritor y exministro de Comunicaciones, y Roberto Pombo, director del periódico El Tiempo, se encuentran en una edición más de Charlas Portafolio para analizar el momento de “bonanza” por el que pasa Colombia.

‘BUENOS POBRES’

Ambos comunicadores coinciden en que el pensamiento del colombiano ha sido, en cierta forma, el del conformismo siendo “buenos pobres” y en que les falta decisión para, como lo expresa Pombo, “dar el salto de grandeza”.

“Como colombianos, en una cantidad de temas nos quedamos a la mitad del camino; nos contentamos con poco, nos sentimos felices de crecer cerca del 4 por ciento y no nos sentimos tristes por no crecer al 6,5, que es lo que podríamos (...) no sé si tiene que ver con que hemos ido tradicionalmente en contra de que somos un país rico, de la leyenda de El Dorado, de los recursos naturales, y tenemos complejo de buenos pobres, limitando la ambición”, dice Mauricio Vargas.

Por su parte, Pombo trae a colación un libro escrito precisamente por Mauricio Vargas, ‘Ahí les dejo la gloria’, en el que recrea un encuentro entre dos libertadores, Simón Bolívar y José de San Martín, para considera que esa pasividad del colombiano va acompañado de trabas que se le ponen a la rueda, como que “el deporte fundamental de las clases dirigentes del país es tirarle piedra al gobierno de turno. Entonces, es una gente que discute las cosas de una manera sumamente inteligente y se comporta de una manera bastante animal”.

Los periodistas dicen que es difícil llegar a concensos, pues en lo único que se está de acuerdo es en que las cosas no están bien, “lo cual no es verdad”, dice Pombo.

Vargas anota también que hay que valorar el hecho de que “aunque tengamos poca ambición, estamos tratando de ser tan buenos ricos como fuimos buenos pobres”, es decir, que se hacen esfuerzos para actuar inteligentemente ante una bonanza que se ve en la inversión extranjera, en el petróleo y hasta en la minería, que requiere organización.

¿CÓMO PREPARARSE?

Estos periodistas plantean en su charla cinco puntos claves para asumir el cambio económico que se avecina y obtener el mejor provecho.

Vargas, por ejemplo, anota que el reto está en que en los próximos 10 a 12 años se destine más del 3 por ciento del PIB a infraestructura, “no para sobresalir, sino para estar al nivel de países como Chile, México o Brasil”.

Luego indica que hay que resolver la discusión sobre la tierra, y que no es solo hacer acuerdos de paz, sino distribuir tierra productiva; cierra con que hay que ser capaces de abrir “frontera agrícola nueva para inversión extranjera en grande, lo cual ha disparado la producción agrícola en Brasil, Argentina y Perú”.

Entretanto, Pombo dice que hay que empezar por “aceptar al que piensa lo contrario, la filosofía democrática que consiste en no estar de acuerdo con una persona, pero en no agredirla por ello”.

El otro aspecto tiene que ver con formar colombianos profesores, desde que nacen, para crear una sociedad educada y dar un salto de calidad.

Siga bajando para encontrar más contenido