Colombianos están con el agua al cuello

Termina una semana pasada por agua. El intenso invierno que golpea al territorio nacional ha afectado a miles de colombianos y sus bienes. Prácticamente, más de la mitad del país se encuentra en estado crítico de emergencia, pues los ríos Bogotá, Magdalena, Cauca y Nechí se han desbordados en puntos críticos del territorio nacional, inundando tierras y obligando a los pobladores a buscar reubicación y protección de sus familias.

POR:
mayo 13 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-05-13

El ministerio de Agricultura había estimado en más de 15.000 las hectáreas de cultivo inundadas. Por su parte, las carreteras del país se afectaron con bloqueos en pasos importantes, al punto que nuevamente la vía a Buenaventura sufrió la suspensión del paso. En general, Invías reportó durante la semana, más de 16 carreteras bloqueadas y los 10.000 millones de pesos asignados para atender las emergencias en las vías, prácticamente se agotaron. En Bogotá, por su parte, se declaró la alerta roja en los barrios cercanos al Río Tunjuelo y en sectores de Suba, Engativá y Soacha. Del agua no se escapa el resto del país. En el departamento del Tolima hay emergencia vial en 27 municipios, entre tanto en Antioquia el desbordamiento del río Magdalena afectó a 350 familias a mitad de semana y lo propio hizo el Río Nechí anegando las casas de 230 familias. En Santander y Magdalena varios pueblos resultaron inundados con más de 1.000 familias afectadas. Lo malo es que los pronósticos indican que lloverá hasta mediados de junio. INFLACIÓN CANASTA. El Banco de la República desestimó que por efecto del fuerte invierno se puedan disparar los precios y acelerar la inflación. El problema es coyuntural y no golpea a todos los productos de la canasta, dijo el Emisor.

Siga bajando para encontrar más contenido