Colombianos, tras etanol en E.U.

La historia de Cementos Andino y Concrecem parece que no termina con la venta al Grupo Argos. Tras concretar la venta de sus activos, los ex propietarios de esas empresas, familias del centro del país, tienen avanzado un proyecto para construir una planta de etanol en Louisiana, en Estados Unidos.(VER GRAFICO)

POR:
agosto 10 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-08-10

Manuelita también tiene un proyecto de ese tipo en Brasil con el Grupo Pantaleón de Guatemala y Unialco, por 30 millones de dólares. Aunque los ex dueños de Andino guardan reserva sobre la planta de alcohol carburante, se sabe que arrancará obras en enero del próximo año. Y que ya obtuvo el voto de la mayoría de integrantes del Louisiana Agricultural Finance Authority. Ello debido a que el aliado de los exdueños de Andino en el proyecto es Lake Charles Cooperative, una organización de agricultores del Estado que invirtió 45 millones de dólares en un ingenio mediante financiación oficial. Según el diario The Times- Picayune, los colombianos planean construir anexo una planta para destilar jugo de caña, en una inversión que representa 50 millones de dólares. A cambio, tendrán el 80 por ciento de la sociedad mientras que el 20 por ciento restante pertenecerá a la cooperativa. Así, se espera que Andino pague 300.000 dólares al Estado para que el acuerdo tenga efectos legales. Como revelamos ayer, antenoche se concretó la venta de los activos de Cementos Andino y Concrecem al Grupo Argos. Sus dueños lo hicieron luego de romper precios y retar a Argos, amo y señor del segmento, con el 51 por ciento. Como sólo traspasaron los los activos relacionados con la producción de cemento y concreto, por 192 millones de dólares (incluida una deuda de 60 millones de dólares y las marcas), las sociedades siguen enmanos de esos mismos accionistas. Los activos productivos de Andino y Concrecem pasan a poder de Cementos La Unión y Cementos Apolo, empresas filiales que adquiere Argos. En la negociación fueron asesorados en la parte legal por Fernández de Soto & Cía. y en banca de inversión por Sumatoria, firma del exministro Luis Carlos Valenzuela y otros. Al Grupo Argos lo asesoró el bufete Brigard & Urrutia. Los antiguos dueños de Cementos Andino se iniciaron en el negocio en 1998 con la compra de la planta de Cementos Hércules en San Gil (Santander), la cual posee una capacidad instalada de 60.000 toneladas anuales. Posteriormente, instalaron equipos nuevos y usados para poner en operación una cementera en Cajicá (Cundinamarca), con una capacidad de 250.000 toneladas anuales. Y en el 2005, abrieron otra en Barranquilla con una inversión de 70 millones de dólares y una disponibilidad de 650.000 toneladas anuales. En 2001, algunos socios deciden separar ‘cobijas’ y se quedan con una mina de caliza, en República Dominicana mientras que los otros siguieron en Andino Colombia. La empresa dueña de esa mina, Cementos Andino Dominicana, abrirá próximamente una cementera en esa isla. 80 millones de dólares valen los proyectos de inversión y alianzas de producción de etanol que adelantan en el exterior compañías colombianas.

Siga bajando para encontrar más contenido