Colombianos ganan muy poco El 6 por ciento de los empleados particulares no alcanzan ni siquiera medio salario mínimo en el mes.

Colombianos ganan muy poco El 6 por ciento de los empleados particulares no alcanzan ni siquiera medio salario mínimo en el mes.

POR:
noviembre 08 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-11-08

El ex subdirector del DNP y hoy subdirector de Fedesarrollo, Mauricio Santamaría, comentó que en Colombia y otros países existe la tendencia a decir que el trabajo por cuenta propia es malo, pero que esto no necesariamente es cierto. Y aunque los asistentes al seminario estuvieron de acuerdo con él, coincidieron en que la calidad del empleo se asocia a la seguridad social (salud, pensiones, riesgos profesionales) y que ésta no es una característica de los trabajadores por cuenta propia. CALIDAD DEL EMPLEO Alrededor de 1,8 millones de trabajadores colombianos deben sobrevivir con algo más de 7.200 pesos diarios, pues sus ingresos mensuales no alcanzan siquiera a medio salario mínimo (217.000 pesos). Además, aproximadamente 2,2 millones de trabajadores tienen ingresos mensuales inferiores al salario mínimo (433.700 pesos). De esos dos grupos de ocupados, cerca de 1,3 millones son empleados por particulares que deberían reconocerles por lo menos el salario mínimo, según lo ordena la normatividad laboral colombiana. Los otros 2'680.000 trabajadores están clasificados como independientes (también llamados cuenta propia), la mayoría de los cuales vive del rebusque, que es sinónimo de calidad e ingresos precarios. Esas cifras fueron reveladas ayer en el seminario Precariedad y pobreza en el trabajo, organizado por el Centro de Investigaciones para el Desarrollo (CID), de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional, y que hoy abordará el tema de las Cooperativas de Trabajo Asociado (CTA), organismos señalados de contribuir a la desintermediación laboral en el país. De acuerdo con Ricardo Bonilla, investigador del CID, la precariedad de los ingresos no se limita a los dos grupos mencionados: el 57 por ciento de los trabajadores particulares gana entre 1 y menos de 2 salarios mínimos, rango en el que también está el 33 por ciento de los llamados cuentapropistas. La desintermediación laboral ha llevado, dijo Bonilla, a que cada vez haya menos asalariados por cada trabajador clasificado como independiente o cuenta propia, pues los empresarios han dejado de enganchar a los primeros y acuden a otras formas de contratación, que precarizan los ingresos de los trabajadores. Imelda Restrepo, directora de Estudios Económicos de la Andi y quien también participó en el seminario, señaló que las nuevas condiciones de la economía internacional, que conlleva entre otros aspectos a una producción flexible, requiere de flexibilidad laboral (horarios, subcontratación, etc.), sin que esto implique que las empresas puedan actuar por fuera de la legalidad. Por el contrario, dijo, lo que se demanda es mayor formalización empresarial, concepto asociado a la legalidad.

Siga bajando para encontrar más contenido