Comentario de hoy/ Black thursday y el banquete del billón

Finanzas
POR:
noviembre 28 de 2014 - 11:40 a.m.
2014-11-28

Ayer tuvimos un día muy agitado en tasas, un black thursday, a pesar de ser festivo en EE.UU. por el día de Acción de gracias. La razón de tanto movimiento era la expectativa por una reunión con mucho falafel, shawarma y humus en la ciudad de Viena. Sí, allá estaban todos los miembros de la OPEP, como por ejemplo Catar, Kuwait y Emiratos Árabes, discutiendo el futuro del precio del petróleo, y por ende discutiendo el futuro de la humanidad y de los sentimientos, como en las películas. Imagino un cuartel con hologramas, coordenadas, radares, repito, mucho falafel y muchas mantas blancas amarradas a la cabeza, como Roa el señor arroz, a la usanza ochentera.

Aproximadamente a las 10 de la mañana anunciaron que la producción no se disminuirá ni se aumentará; seguirá en los 30 millones de barriles diarios. Esto fue mal visto y la referencia Brent, en términos generales, bajó de 77.40 a 72.58 dólares por barril. El crudo bajó de 73.50 a 69.05 dólares por barril. Esto no se veía hace mucho tiempo, muy grave. Muy crudo. No hubo mercado de tesoros pero acá los Tes se subieron bastante de tasa y lo anterior fue acompañado de un dólar que abrió a 2.169,00 y cerró a 2.188,90 (¡!!).

Esto genera un efecto en cadena. Las acciones de Ecopetrol abrieron a 2.550 y cerraron a 2.425, las de Pacific Rubiales también bajaron. Impresionante la incidencia del petróleo. Como les decía, los jul24s se subieron del 6.45 al 6.52, los sept19s del 5.42 al 5.44 y los nov18s del 5.20 al 5.21. En cuanto a futuros, vi 530k en los específicos, 54k en acciones, 179k en TRMs y 44k en los repos de apalancamiento. Con muchas velas japonesas, de esas que les gustan a los seguidores de Kiyosaki, cerró el mercado. Ayer tuvimos en la capital la transmisión del banquete del millón, con la reina Ariadna. Allá en Viena se produjo el banquete del billón. Con falafel.

La literatura sigue por ahí mordisqueándole las esquinas a los textos. En este momento el libro de Velox, el perro legionario, va llegando a su fin; siempre busco poder degustar las últimas cinco hojas con una buena bebida y con los cinco sentidos. Ya el perro Velox conoció a Nieves, una fémina perruna muy atractiva. Gracias a este libro amo más a mi mascota, un Yorkshire Terrier llamado Cristo. Si él pudiera escribir, seguro manifestaría sus sentimientos así como lo hace Velox con Vibio, su dueño. El mercado de los tesoros estuvo mudo, como por debajo de un pantano, sin ninguna trapisonda, muy diferente a la que hubo anoche en un condumio lleno de personajes, de música y de uchuvas. En un paraiso pagano.

Ah, y también es el black friday. Buen fin de semana!

Jorge Alonso Ruiz Morales
Trader moneda legal
Corficolombiana