Comerciantes y pasajeros, los afectados por paro de transporte

Los habitantes de la capital del país afrontaron el segundo día de paro que protagonizaron algunas empresas del transporte público y al que se unieron algunos taxistas ayer.

POR:
marzo 03 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-03-03

Es más, anoche, al cierre de esta edición, no había acuerdo para levantar la protesta, en tanto que la administración municipal reiteró que hoy tampoco habrá Pico y Placa para vehículos de servicio público y particulares. Los transportadores reclaman al alcalde de Bogotá, Samuel Moreno, por la implementación del Sistema Integrado de Transporte Público, proyecto que busca reorganizar a partir de julio el servicio y sacar de circulación el parque que supere los 20 años. Así, los usuarios tuvieron en TransMilenio la única opción de llegar a sus destinos, sin embargo los portales colapsaron por la gran demanda de pasajeros. Ayer, algunos portales de TransMilenio en el sur de la ciudad, fueron ocupados por manifestantes que lanzaron piedras. Sin embargo, la Policía los dispersó, para garantizar la circulación. Según Clara López, secretaria de Gobierno del Distrito Capital, 24 personas fueron detenidas por agredir vehículos de servicio público. La escasez de buses y busetas llevó a que el alcalde Samuel Moreno lograra un acuerdo con Conaltur, una de las empresas transportadora urbana, para que prestara el servicio. “Los peatones no tienen por qué pagar las consecuencias de este hecho. Nuestra empresa sacará 3.000 vehículos para atender las necesidades”, dijo Marco Tulio Gutiérrez, presidente de Conaltur. COMERCIO GOLPEADO Mientras tanto, Fenalco Bogotá reportó una disminución significativa de las ventas del comercio. “El primer sondeo que hicimos el lunes en la mañana daba una reducción de 55 por ciento, sin embargo con el transcurso de la tarde, cuando la actividad del comercio es más fuerte, se llegó a un 62 por ciento. La situación hoy (martes) es igual de dramática para el comercio”, sostuvo Francisco Ochoa, director de Fenalco Bogotá. El directivo explicó que ante la falta de opciones de transporte, se vieron afectados desde aquellos que tenían que salir a comprar un repuesto hasta quienes tenían que comprar algún producto para llevar a la casa, ya fuera víveres o algún otro tipo de comestibles. Los comerciantes esperan que una vez se solucione la crisis del transporte, las ventas regresen a la normalidad e incluso haya un repunte debido a las necesidades acumuladas de los compradores. Poco impacto sobre Corabastos Por su parte, fuentes de Corabastos informaron que el único efecto en esa central de alimentos fue la modificación del horario de comercialización. “Muchos tenderos decidieron madrugar desde la 1 de la mañana. A partir de las 4 de la mañana salieron cargas de productos a varios sitios de Bogotá”, sostuvo. Ríos aseguró que la oferta fue normal y que los productos no sufrieron cambios significativos. La fuentes dijeron que los alimentos siguen costosos, pero no por el paro, sino por la situación que se vive por el fenómeno de ‘El Niño’. Sin embargo, algunos comerciantes de este lugar confirmaron que entre el lunes y el martes hubo una clara reducción de las ventas debido a la poca asistencia de clientes, por la falta de transporte. 24personas fueron detenidas por la Policía al ser sorprendidas lanzando piedras contra los buses que querían laborar.ADRVEG

Siga bajando para encontrar más contenido