Comerciar sin dólares no será fácil para países de Unasur

Iniciativa de que estos paises paguen con sus monedas el comercio regional está sobre el tapete.

Archivo Portafolio.co

Dólares

Archivo Portafolio.co

POR:
septiembre 12 de 2011 - 07:25 a.m.
2011-09-12

La idea de que los países de Unasur utilicen sus propias monedas para el intercambio comercial regional sin tener que pasar por el dólar, aunque interesante, hay que analizarla con mucho cuidado, dijo el presidente de Acolfa (gremio de los fabricantes de autopartes), Camilo Llinás.

Obviar el billete verde para el pago de las importaciones realizadas desde sus socios no será una empresa que pueda concretarse a la vuelta de la esquina.
Por eso, un examen cuidadoso de los obstáculos y dificultades que hay que superar, sus ventajas y desventajas, lo llevan a concluir que el uso de ese mecanismo no sería tan rápido, como lo planteó el ministro de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior de Brasil, Fernando Pimentel, que asistió al XXIII Congreso de Analdex, que se efectuó en Bogotá.

En entrevista con EL TIEMPO, Pimentel recordó que esa fue una sugerencia del presidente Juan Manuel Santos, que despertó el interés de su país y que está siendo analizada por un grupo de trabajo de Unasur.

Este bloque está integrado por Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela.

No obstante que el presidente de Acolfa reitera que la iniciativa es buena, considera que hay demasiado optimismo en lo expuesto por Pimentel para hacerla realidad a corto plazo.

Las diferencias en los valores de las monedas de los miembros de Unasur y en las cuantías de los intercambios entre ellos son una de las primeras dificultades señaladas por Llinás, por lo que piensa que habría que establecer un cupo de comercio para que no haya demasiados sobrantes de una moneda que sea de difícil curso.

Es decir, que un país no se vaya a encartar con grandes cantidades de una moneda que no pueda utilizar fácilmente porque las necesidades de productos del otro país ya están satisfechas.

Además, siempre habrá que tener una divisa de referencia para los valores del intercambio regional (que se pueda saber, por ejemplo, a cuántos reales brasileños equivalen mercancías colombianas por un millón de pesos exportadas a ese país), y cree que esa divisa sería el dólar.

Para Llinás, lo mejor sería pensar en una sola moneda para un grupo de países, al estilo del euro, que, aunque sería un proceso mucho más largo, tendría mayor viabilidad.

Siga bajando para encontrar más contenido