El comercio en Brasil frena su ritmo

Río de Janeiro/EFE. Las ventas del comercio brasileño aumentaron en volumen un 3,8 por ciento en el primer trimestre de este año frente al mismo periodo del 2008, pese a lo cual fue el peor resultado trimestral del sector en cuatro años, informó ayer el Gobierno.

POR:
mayo 15 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-05-15

El crecimiento fue similar al del segundo trimestre del 2005 (3,8 por ciento), según los datos divulgados por el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (Ibge). Las ventas en el primer trimestre del año pasado habían crecido un 11,8 por ciento frente al mismo periodo del 2007 y las del último trimestre del 2008 habían aumentado un 6 por ciento pese a la crisis económica global. El desempeño del comercio, que hasta ahora había escapado de la crisis mundial, muestra que finalmente las ventas comenzaron a dar señales de desaceleración y a reflejar una contención del consumo, causada principalmente por el aumento del desempleo. Las ventas en volumen en marzo solo aumentaron un 0,3 por ciento en comparación con febrero y un 1,8 por ciento con relación al mismo mes del 2008, agregó el Ibge. En enero habían crecido el 1,9 por ciento y en febrero el 1,5 por ciento. “Los resultados indican desaceleración en el ritmo de crecimiento de las ventas tras los aumentos en tasas superiores al 1 por ciento verificados en los dos primeros meses del año”, según el instituto. Con la desaceleración del primer trimestre, el volumen de ventas del comercio acumula un crecimiento del 7,2 por ciento en los últimos doce meses hasta marzo. Según el Ibge, la desaceleración de las ventas trimestrales fue causada principalmente por una reducción en las del sector de muebles y electrodomésticos, que crecieron un 1,3 por ciento frente a la expansión del 7,7 por ciento alcanzada en los últimos tres meses del año pasado. Las ventas de alimentos y bebidas aumentaron un 4,3 por ciento en volumen en el primer trimestre, mientras que las de textiles, confecciones y calzados sufrieron una caída del 6,6 por ciento. El sector que sacó la cara El único sector que destacó fue el de automóviles y piezas de vehículos, cuyas ventas crecieron un 5,9 por ciento tras una caída del 10,8 por ciento en el último trimestre del año pasado. A esa recuperación contribuyeron las medidas anticíclicas adoptadas por el Gobierno contra la crisis, principalmente la reducción del impuesto a los productos industrializados.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido