El comercio brasileño vuelve a crecer

Río de Janeiro/EFE. El volumen de ventas de los comerciantes brasileños creció un 0,8 por ciento en mayo frente a abril, con lo que reaccionó tras dos meses consecutivos de resultados negativos en la comparación con el mes anterior.

POR:
julio 15 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-07-15

Las ventas del comercio brasileño se habían encogido 0,1 por ciento en abril y 0,5 por ciento en marzo en las comparaciones con el mes anterior, según el boletín divulgado por el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (Ibge). El volumen de ventas en mayo en relación con el mismo mes del 2008 creció 4 por ciento, tras haber aumentado 7,1 por ciento en abril frente al mismo mes del año pasado y 1,3 por ciento en marzo. Las ventas de los comerciantes acumularon en los primeros cinco meses de este año un crecimiento del 4,4 por ciento frente a las del mismo periodo del año pasado. La reacción del comercio en mayo fue impulsada por el sector de supermercados, alimentos y bebidas, cuyas ventas aumentaron 6,7 por ciento en la comparación con igual mes del 2008. “Ese desempeño fue provocado por el aumento de poder de compra de la población gracias al aumento de los rendimientos reales de las personas empleadas y a la menor subida de los precios de los alimentos”, según el Instituto. El buen desempeño del sector en mayo también fue atribuido al aumento de las ventas de artículos de uso personal y doméstico (+11 por ciento) como consecuencia de la conmemoración del Día de la Madre. Sin embargo, las ventas de muebles y electrodomésticos cayeron 6,3 por ciento en mayo frente al mismo mes del año pasado debido a que ya acumulaban niveles muy elevados tras cinco años consecutivos de fuerte crecimiento. La comercialización de textiles, confecciones y calzados se redujo un 2,3 por ciento en la misma comparación, lo que fue atribuido por al aumento de los precios de estos productos (7,4 por ciento entre junio de 2008 y mayo de 2009). Acelera el sector automotor Las ventas de automóviles crecieron 8 por ciento en la comparación con abril y 4 por ciento frente a las de mayo del año pasado. Para incentivar este sector, uno de los más afectados en Brasil por la crisis, el Gobierno redujo los impuestos sobre la fabricación de automóviles, lo que permitió que los productores disminuyeran sus precios.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido