Comercio electrónico en Brasil supera previsiones

Las ventas semestrales de bienes de consumo por Internet aumentaron casi el 80 por ciento en Brasil y llegaron a 1.750 millones de reales (cerca de 800 millones de dólares al cambio), según las cifras del sector divulgadas a la prensa.

POR:
agosto 03 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-08-03

“Esperábamos un semestre muy bueno, pero no a este punto”, indicó Manuel Matos, presidente de Cámara-e.net, la Cámara Brasileña de Comercio Electrónico. Las cifras manejadas por el informe elaborado por la sociedad de investigación y de mercadeo e-bit consideran la venta de bienes de consumo por Internet, así como billetes de avión, automóviles y actividad de sitios de subastas virtuales. Las proyecciones de e-bit indican que la venta de productos por Internet en todo el año 2006 deberían aumentar un 60 por ciento con relación al 2005 y podrían llegar a 4.000 millones de reales (1.826,5 millones de dólares). Según Matos, la progresión de las ventas en línea es “inexorable: en los dos o tres próximos años el mercado va a crecer de 40 a 50 por ciento por año”. De los 32 millones de inter- nautas que existen en Brasil, 5,75 millones ya compraron bienes en Internet en el primer semestre, contra 3,9 millones a finales de junio del 2005. Como promedio, cada compra asciende a 300 reales (136 dólares). El comercio electrónico comienza a atraer a consumidores de rentas modestas: 37 por ciento de los compradores disponían de ingresos mensuales comprendidos entre 1.000 y 3.000 reales (452 a 1.360 dólares), o sea entre 3 y 8,5 salarios mínimos. La llegada al mercado de computadores a precios accesibles y el desarrollo de Internet en lugares públicos contribuyeron a sumar esta categoría de consumidores. Otros factores que explican el aumento de compras por Internet son el desarrollo de las transmisiones de banda ancha y la disputa de la Copa del Mundo de fútbol en Alemania, que estimuló las compras de televisores o artículos deportivos. La inseguridad en las grandes ciudades, particularmente después de los ataques del crimen organizado a la policía y objetivos civiles en Sao Paulo -primero en mayo y luego en julio- hizo que “la gente comprara más en línea”, según Matos. El empresario subrayó que los fraudes en Internet cayeron, cuando el principal temor de los compradores virtuales era el riesgo de estafas. Libros, periódicos y revistas destronaron a los CD, DVD y videos entre los productos más vendidos, mientras que los productos electrónicos e informáticos progresan en detrimento de los ítems belleza o electrodomésticos. AFP

Siga bajando para encontrar más contenido