El comercio electrónico en Colombia

Buen artículo el de Manuel José Cárdenas, titulado ‘Impulso al Comercio Electrónico’.

POR:
julio 18 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-18

Pienso sin embargo, que se queda corto en analizar los aspectos prácticos de este tema y, que para mi son los que en realidad hacen que el comercio electrónico no tenga la importancia y tamaño que tiene en Estados Unidos, Europa o Brasil. Implementar un sistema de pagos en Colombia es -desde el punto de vista técnico- muchísimo más difícil, que hacerlo en los Estados Unidos o en Europa. La razón es muy simple. Los ingenieros bancarios colombianos, hacen muy difícil y costosa una implementación, sin ninguna razón aparente y tal vez por sufrir de histeria colectiva sobre el tema de seguridad. De hecho, son los mismos bancos colombianos los que han creado la sensación de inseguridad en Internet. En contraste, no conozco el primer robo de un número de tarjeta de crédito a través de Internet, cuando se está haciendo una transacción en canales seguros (https), que son los mínimos que se requieren para este tipo de procesos. Los números de tarjeta de crédito se los roban con mayor facilidad en un restaurante o los suministran desde el interior de un banco. Otra posibilidad es que se roben la base de datos de las entidades financieras que las procesan, como ha sucedido en el pasado, pero no durante un proceso de compra en Internet. Sobre el nivel de dificultad técnica, basta con mirar la página de respuestas a Preguntas Frecuentes del proveedor de pagos PSE -el más representativo del sector bancario colombiano- y compararla con las respuestas de un proveedor de pagos de Estados Unidos o Europeo. La diferencia salta a la vista por el nivel de complejidad, que para el usuario tiene el proveedor de pagos colombianos. Nivel de complejidad que no se requiere. Para citar un ejemplo, exigen un VPN, que puede costar entre 300 y 1.500 dólares, para comunicar al comercio y los servidores de PSE, y que no tiene razón de ser. En comparación, los más importantes proveedores de pagos norteamericanos no lo requieren y creo que ellos nos dan clase en el tema de comercio electrónico. Así las cosas, mientras implementar un sistema de pagos en Estados Unidos no cuesta más de 50 ó 100 dólares, en Colombia comienza en 300 dólares y puede pasar de los 1.000 ó 2.000, porque el nivel técnico que exige el sistema colombiano, requiere la contratación de un ingeniero especializado. Mientras no cambie, por un lado, la postura de la banca frente al pánico colectivo que ellos crean, cuando se trata de transacciones en Internet, y por el otro, la actitud de los ingenieros bancarios que desarrollan los sistemas de pagos en línea para el comercio colombiano, y entiendan que deben hacer sistemas más sencillos y simples de implementar, el comercio electrónico en Colombia estará condenado a fracasar sin importar la cantidad de congresos, estudios y unión de voluntades que tengan. Luis Alberto Arango E.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido