Comercio vs industria: caras opuestas en creación de empleo

Por cada puesto menos en industria, el comercio crea más de dos. Pero advierten por efecto a largo plazo de cambiar producto nacional por importado.

La caída del empleo en la industria ha sido compensada por más trabajos en el comercio

Archivo Portafolio.co

La caída del empleo en la industria ha sido compensada por más trabajos en el comercio

POR:
octubre 29 de 2013 - 04:51 a.m.
2013-10-29

La caída del empleo en la industria ha sido compensada por más trabajos en el comercio (animado por las importaciones), pero expertos señalan que puede ser un efecto a corto plazo que luego podría ser nocivo.

En la industria, el dato más reciente de su larga caída es el descenso de 3,9 por ciento en agosto, frente al mismo mes del 2012, según el Dane.

Al tiempo, las ventas del comercio al por menor crecen saludablemente de tiempo atrás, y en agosto fueron 6,9 por ciento superiores a las del mismo mes del año pasado.

De tal forma, según el Dane, mientras la industria registra una caída de 2,7 por ciento anual del empleo en el trimestre junio-agosto frente a igual periodo del 2012 –que equivale a una pérdida de 71.000 puestos de trabajo–, el del comercio minorista aumentó 3 por ciento, 171.000 empleos más.

Para la industria, el contexto, no sobra recordarlo, ha sido de tiempo atrás la debilidad de la economía mundial, principalmente de Estados Unidos y la Unión Europea, cuyas compras de productos colombianos han disminuido (2,3 por ciento anual hasta agosto), y aunque las importaciones también han bajado lo han hecho a una tasa menor (1,2 por ciento).

El director del Observatorio Laboral de la Universidad Externado, Stefano Farné, dice que “uno pensaría que si a la industria le va mal, pues en general a los demás sectores no les debe ir tan bien”.

A muy corto plazo, un aumento de las ventas del comercio minorista, alimentado en parte por las importaciones, puede generar puestos de trabajo mientras que puede haber pérdidas en el aparato manufacturero local si parte de sus productos son reemplazados por bienes extranjeros.

A mediano y largo plazo, esta sustitución podría resultar nociva en la medida en que la caída de la demanda por una baja en el empleo industrial sea mayor que la que genere los puestos de trabajo adicionales en el comercio.

Dónde trazar la línea a partir de la cual pueda afirmarse que esa sustitución de producción nacional por extranjera es negativa para el país es, por ahora y mientras se elaboren los estudios pertinentes, una pregunta no resuelta, anota el experto en el mercado laboral.

Lo que sí es preocupante, advirtió, es que en la industria, a pesar de que la economía está creciendo, el empleo formal contratado directamente muestra síntomas de caer.

“En el largo plazo, esto es malo, pero no sé hasta dónde debemos llegar para no comprometer la economía”, dijo.

Jorge Correa C.

Redacción de Economía y Negocios

Siga bajando para encontrar más contenido