Comisión Europea aprueba una ayuda de 5,5 millones de euros para despedidos de Nokia en Alemania

El monto procede del fondo comunitario de Ajuste a la Globalización, para facilitar la reintegración en el mercado laboral de 1.300 trabajadores retirados de sus empleos.

POR:
julio 31 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-07-31

La solicitud de las autoridades alemanas, remitida a Bruselas en febrero, debe aún recibir el visto bueno del Parlamento Europeo y del Consejo de la UE.    

La ayuda beneficiará a antiguos empleados de la planta de Nokia en Bochum, que cerró el pasado año después de que la empresa finlandesa decidiese trasladar a Rumanía la producción de teléfonos móviles que efectuaba allí.    

Según explicó Bruselas en un comunicado, los fondos se utilizarán, entre otras cosas, para formar a los despedidos y asistir la puesta en marcha de nuevos negocios y apoyará a las personas en situación más desfavorecida de los desempleados.    

La CE recordó hoy que el sector de la telefonía móvil se caracteriza por la tendencia de las empresa a deslocalizar la producción a lugares con costes más bajos, pero subrayó que la decisión de Nokia no era previsible, pues la planta de Bochum había registrado beneficios en 2007.    

El cierre provocó una importante polémica en Alemania y generó fuertes protestas de parte de los trabajadores y duras críticas por parte de todas las fuerzas políticas del país.    

El Fondo Europeo de Ajuste a la Globalización, del que saldrán los 5,5 millones de euros, se creó en 2006 con el fin de asistir a trabajadores afectados por deslocalizaciones.    

Desde entonces, recordó hoy la CE, ha distribuido un total de 130 millones de euros y ha beneficiado a unas 29.000 personas.  

Siga bajando para encontrar más contenido