Los ‘commodities’ seguirán de moda; crisis hacen de este recurso una opción de inversión

Ante la volatilidad del dólar, la inestabilidad de ciertas economías europeas y la lenta recuperació

POR:
diciembre 17 de 2010 - 11:45 p.m.
2010-12-17

Cierra el 2010, año en el que los 'commodities', incluyendo los tradicionales oro, petróleo, plata y otros de índole agrícola, lograron situarse en el escalafón de los activos más apetecidos. Al mismo tiempo, los mercados emergentes continuaron dominando los titulares, y Colombia no fue la excepción. La nota disonante fueron las llamadas economías periféricas de Europa, las cuales incrementaron la incertidumbre sobre el futuro del Euro, y con ello, la volatilidad en el mercado de divisas fue la norma.


El 2011 se proyecta muy similar, en esencia, pero considero que los retornos obtenidos en los mercados bursátiles serán más moderados, debido a que los mercados emergentes tendrán la mira en las directrices que las autoridades chinas tengan sobre las políticas monetarias y de tasas de interés, lo cual tiene como finalidad enfriar dicha economía para evitar un desbordamiento en la inflación. Una desaceleración del crecimiento chino pondría en riesgo la dinámica de varias economías que dependen del dragón de oriente para efectos de su mantener sus balanzas comerciales superavitarias, y en particular, aquellas en donde las materias primas juegan un papel primordial.


En Europa, la situación tiende a que la expectativa se mantenga y que las llamadas reformas fiscales comiencen a dar sus frutos en cuanto a reducciones de sus altos déficits presupuestales, los cuales serán vitales para efectos de una recuperación en la confianza de los inversionistas y de esa manera los 'spreads' entre las tasas de los bonos alemanes y las de los pares de las economías en riesgo, como lo han sido Grecia, Irlanda, Portugal y España, primordialmente, vuelvan a niveles más sostenibles.

 

Queda la gran incertidumbre en cuanto a los efectos de los recortes presupuestales en las tasas de crecimiento económico, por lo cual el vaivén en mercado de divisas y en particular en lo que respecta al euro y a la libra esterlina estarán sujetas a las datos a nivel macro que se vayan dando a conocer.


En Estados Unidos, el debate continúa acerca del muy agresivo papel por parte de la FED de seguir inyectándole recursos a la economía, y su incidencia en el mediano plazo en temas de credibilidad y confianza hacia el dólar. Mientras el ejecutivo y el Congreso se debaten en cómo reducir el déficit fiscal, y el proceso de la administración de Obama pierde popularidad, a nivel mundial se cuestiona la capacidad del dólar de mantener su hegemonía.


Es por esta última razón que nuevamente los commodities serán el activo de moda para el 2011. El alto nivel de liquidez con el que cuentan los grandes inversionistas institucionales, incluyendo los bancos y en particular los hedge funds, permitirán que estos hagan de las suyas en dichos mercados, no tanto por los fundamentales inherentes a cada uno de esos activos, pero más por razones asociadas a falta de alternativas que brinden rápidas rentabilidades, y en donde la facilidad para entrar y salir de posiciones es altamente valorada.

 

El clima dará un golpe a la economía colombiana

 

Para el caso de Colombia, el 2011 se muestra con varios retos a superar. Los efectos de la inclemente ola invernal apenas comienzan a ser conocidos, y de acuerdo a los ‘entendidos’ en el tema, tendremos otros seis meses más de lo mismo. Es obvio que varios sectores se verán perjudicados, como ya lo muestran los ganaderos, floricultores, y qué decir de las ramificación que el estado de las vías trae en el resto del aparato productivo.


De entrada la inflación comenzará a reflejar el menor abastecimiento de comestibles, el cual, aunado a un incremento en el precio de los combustibles, permite proyectar una política por parte del Banco de la República menos benevolente de lo que ha sido a la fecha. El reto de las diferentes autoridades, incluyendo al ejecutivo, es no permitir una pérdida en el clima de los negocios. La reconstrucción del país conllevará a un mayor esfuerzo en el plano fiscal, en donde muy probablemente impuestos transitorios harán sus respectivos trámites en el Congreso.

 

A la par, un incremento en la emisión de TES es de esperarse, como la muy esperada venta de un porcentaje cercano al 10 por ciento de Ecopetrol en manos del Gobierno.


Como resultado, el mercado local de acciones estará muy pendiente de las ramificaciones que traerá el posible incremento en tasas de interés en el mercado secundario de TES, el efecto climatológico en la evolución de los indicadores líderes macroeconómicos, aunado al efecto de debilitamiento adicional del dólar por las razones previamente mencionadas, sin tener en consideración el apetito de la inversión foránea hacia el sector minero-energético.


La estrategia, en resumen, para el primer semestre del 2011 apunta a mantener la porción de renta fija a corto plazo, incrementar el porcentaje en commodities, disminuir la posición en renta variable, o al menos la que se tenga en Repos, incrementar el nivel de caja con la finalidad de aprovechar los bajones que se darán, de cuando en cuando, en algunas de las blue-chips locales debido al efecto que traerán las noticias de China y Europa primordialmente. Por último, y de acuerdo a su pericia como trader, pensar en sacarle jugo a la volatilidad que continuará en los pares más importante de divisas.
 

2.51 por ciento es la inflación en lo que va corrido del año. En los últimos 12 meses es de 2,59 por ciento.

 

1.923 pesos, así cerró ayer el precio del dólar, al registrar un incremento de siete pesos.

 

Opciones de ahorro e inversiones para que organice su portafolio

 

Acciones, monedas, renta fija, finca raíz... las opciones para invertir y ahorrar son varias. Propóngase para el 2011 dejar algún dinerillo para mejorar sus finanzas.

  

Que sea un propósito de año nuevo: destine una porción de su salrio a invertir y ahorrar. El mercado ofrece distintas opciones para que elija la que mejor se adecúe su bolsillo.


El mercado accionario ha resultado una revelación para el común de la gente, que le ha perdido un poco el miedo al tema, y el año entrante podría seguir dando buenos frutos.


1. Acciones. En el mediano y largo plazo, las acciones han demostrado ser la inversión que arroja las mayores ganancias. Para dar una idea, el índice general de la Bolsa de Colombia ha tenido una rentabilidad superior a 1.450 por ciento desde julio del 2001.


Por eso, se convierten en una muy buena alternativa para que quienes tengan algún excedente de dinero, lo puedan invertir en un portafolio diversificado de títulos y mantenerlos quietos durante un buen tiempo.
Además, aquellas personas que tienen acciones colombianas dentro del patrimonio obtienen beneficios tributarios.


Sin embargo, la volatilidad propia de este mercado puede convertirse en una desventaja para muchos. Las acciones dependen de muchos factores, no sólo de lo que ocurre con las empresas y la economía local, sino que también son golpeadas por el ambiente en los mercados externos.


2. Renta fija. Si va a ahorrar, es mucho mejor tener la plata en algún activo de renta fija, como pueden ser los CDT, que debajo del colchón. La gran ventaja que tienen las inversiones en este tipo de productos, tiene que ver con la seguridad que ofrecen. Justamente por esto, tampoco es posible que gocen de altas rentabilidades cuando las condiciones de los mercados son muy buenas. A comienzos del 2009, estos certificadosrentaban muy cerca del 10 por ciento, valor en el que estuvo la tasa del Emisor hasta diciembre del 2008. Pero ahora, su rentabilidad apenas llega al 3 por ciento.


3. Monedas. La clave de cualquier portafolio de inversión es no meter todos los huevos dentro de una misma canasta. Por esa razón, las monedas surgen como una nueva opción para diversificar las inversiones de cualquier persona. Puede consultarle a un experto sobre cuál puede ser el punto en que los dólares o los euros estén en niveles relativamente bajos, para comprarlos y tenerlos de tal forma que se puedan utilizar en viajes, o simplemente venderlos cuando estén en precios más altos.


De todas formas, teniendo en cuenta la volatilidad que ha tenido la tasa de cambio, y las dificultades para definir una tendencia en el mercado cambiario, estas inversiones son de muy alto riesgo.

 

La finca raíz sigue siendo un buen negocio

 

Para los analistas, el éxito con el que cerró el sector constructor este año permite presagiar un 2011 positivo para la inversión.
Consideran que al hacer cualquier negocio de finca raíz se deben tener en cuenta la valorización del inmueble, para estipular el
monto de renta, y el ingreso anual producto de esta.


Para ellos, el riesgo asociado a la inversión en finca raíz es muy bajo, dado que los precios de los inmuebles en Colombia tienen una tendencia de crecimiento positiva en términos reales.

 

LUIS MONDRAGÓN*
Especial para PORTAFOLIO


Consultor empresarial y catedrático universitario

Siga bajando para encontrar más contenido