La compañía Alpina mueve el mercado de bebidas funcionales

En el mundo, las bebidas funcionales, aquellas con ingredientes que ayudan a mejorar la salud o a prevenir enfermedades, han crecido 62 por ciento en los últimos cinco años y se estima que lo hagan hasta en un 33 por ciento en los próximos tres años.

Finanzas
POR:
abril 14 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-04-14

En Colombia, la categoría de bebidas lácteas está compitiendo fuertemente en este segmento y, de hecho, los alimentos funcionales ya tienen un 16 por ciento de participación, porcentaje que ha crecido en los últimos años. La colombiana Alpina, por su parte, empuja ese segmento con un 77 por ciento de cuota en el mercado nacional. Hasta el momento lo había hecho con productos que mejoran las defensas y el funcionamiento intestinal, pero ahora incursiona en los productos que reducen el colesterol y los triglicéridos. Con inversiones que superan los 450.000 euros (unos 1.179 millones de pesos) en investigación y desarrollo, Alpina presentó una nueva línea de productos que espera mover el mercado de los alimentos funcionales. Se comercializarán bajo la marca Vive con Cardiovita y el objetivo es que contribuyan a reducir el colesterol y los triglicéridos y, de paso, disminuyan las enfermedades cardiovasculares. La empresa explicó que estos productos son fruto de investigaciones durante los últimos diez años en conjunto con Puleva Biotech de España. En ese tiempo se desarrolló una fórmula única, que contiene una mezcla de nutrientes denominada cardiovita (omega 3, omega 9, ácido fólico, vitaminas B6, B12 y E). Por tratarse de un alimento con cualidades a nivel de salud, cardiovita fue diseñado para ser consumido por la población en general de cualquier edad, de acuerdo con la presentación hecha por la compañía. Juan Pablo Fernández, vicepresidente corporativo de mercadeo de Alpina, comentó que un valor agregado del producto es que conserva hasta el final el sabor de bebida láctea. La nueva línea de alimentos funcionales de Alpina, que entra a la competencia con otro producto de Colanta, cuenta con el aval de la Fundación Colombiana de Corazón, entidad de la Sociedad Colombiana de Cardiología. Según Julián Jaramillo, presidente de Alpina, “este es un logro muy importante para una empresa colombiana como Alpina, pues hasta hace unos años este tipo de desarrollos científicos sólo podían ser realizados por empresas globales”. ANDRUI