Compañía Medoro Resources despierta expectativa en comunidades mineras | Finanzas | Economía | Portafolio

Compañía Medoro Resources despierta expectativa en comunidades mineras

Mientras en Marmato ya anuncia operación a cielo abierto, se perfecciona la compra de Frontino. En Caldas dicen no se han recuperado empleos que se recortaron con la entrada de los canadienses.

POR:
abril 26 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-04-26

La ofensiva de negocios que adelanta la compañía Medoro Resources en Colombia, no sólo la tiene en la mira de inversionistas que están atentos a su ingreso al mercado de valores en el país, sino de las comunidades de Caldas y Antioquia, que esperan total cumplimiento de las responsabilidades asumidas con la puesta en marcha de actividades de exploración y explotación de oro en varias regiones.

Medoro está perfeccionando la adquisición de los activos de Frontino Gold Mines por 200 millones de dólares, una empresa minera ubicada en jurisdicción de los municipios de Segovia y Remedios (Antioquia) y que está en proceso de liquidación, pese a estar activa durante 155 años y haber producido más de 4,5 millones de onzas de oro. La operación de Frontino se sumará a las de Colombia Goldfields y Mineros Nacionales, en el departamento de Caldas.

Justamente en este departamento, en Marmato, el potencial aurífero se ha calculado en 5 millones de onzas. Tras de éste, por lo menos en los dos últimos años, han estado dos compañías, coincidencialmente canadienses: Colombia Goldfields, que llegó al pueblo en el 2008, y ahora Medoro Resources, que tras absorber a la primera en octubre del año pasado, tiene el control de las minas.

Además de quedarse con Colombia Goldfields, que había adquirido la mayoría de las minas de la zona alta, situadas en la zona histórica del llamado 'Pesebre de oro', en las laderas del cerro El Burro, hace dos meses Medoro compró la firma Mineros Nacionales, que tenía los derechos de explotación de la zona baja del municipio y que produce 25 mil onzas de oro al año.

Con el argumento de que cumplía normas de carácter ambiental, Colombia Goldfields cerró las minas que compró, hecho que generó un aumento inusitado del desempleo. Medoro ya inició una fase de exploración que tardará tres años, tras la cual se iniciaría una explotación a cielo abierto, tema que ha generado la mayor polémica, porque implica trasladar el municipio y acabar con la zona histórica, donde están situados, entre otros, la alcaldía, la iglesia y el hospital.

Son 474 años de historia que se vendrían al piso. Medoro calcula que la explotación a cielo abierto permitirá alcanzar una producción total de 250 mil onzas anuales.

El alcalde, Uriel Ortiz -quien es propietario de varias minas en la parte histórica, que asegura no haber negociado-, afirma que la llegada de Medoro ha generado 150 empleos directos, hecho que, según él, se debe resaltar porque la desocupación es uno de los flagelos de la población.

Sobre la explotación a cielo abierto, Ortiz afirmó que es una "posibilidad que nos preocupa, pero sólo se definirá cuando concluya la fase de exploración. Por ahora, ellos tienen el 85 por ciento de las minas". 

Invasión de socavones para subsistir

El minero Yamil Amar afirma que los 600 empleos que se perdieron cuando Colombia Goldfields adquirió los títulos de la mayoría de las 120 minas de la parte alta, donde se realiza pequeña minería o tradicional, no se han recuperado y unas 300 personas debieron invadir los socavones para poder subsistir.

"La problemática del pueblo es difícil porque los trabajos que genera Medoro son transitorios, pero no se ve una solución definitiva para la generación de empleo", dijo Amar.

El senador Jorge Enrique Robledo, quien busca realizar un debate en el Congreso acerca de la problemática de Marmato, afirmó que la actividad minera continúa paralizada. "¿En que país del mundo un gobernante tolera que llegue una empresa, cierre la principal fuente de empleo de un municipio y eso se quede así?", se pregunta.

Robledo llamó la atención acerca de que los costos del traslado del municipio, que él estimó en 50 mil millones de pesos, los termine asumiendo el Estado, pero Medoro ha anunciado que realizará un plan social.

Siga bajando para encontrar más contenido