Tanto las compañías como los empleados participantes ven rápida desactualización de conocimientos

Tanto las compañías como los empleados participantes ven rápida desactualización de conocimientos

POR:
noviembre 14 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-14

El estudio reveló que 40 por ciento en el primer caso y 34,3 por ciento en el segundo, encuentran este como uno de los principales vacíos académicos frente a las demandas del mercado laboral.

Otras de las fallas educativas, según los empresarios, se concentran en las capacidades creativas y de adaptación al cambio (32,5 por ciento), las habilidades para identificar y usar información relevante en el momento oportuno (31,3 por ciento), las competencias para trabajar en equipo (25 por ciento) y la sagacidad comercial, la inteligencia emocional y la responsabilidad (3,8 por ciento).

"La dificultad en la actualización es que se responde a una sociedad del conocimiento, en la que la carga operativa no brinda la posibilidad de adelantar nuevos aprendizajes", explica Mónica Paola Barbosa, analista de Gestión del Cambio de elempleo.com

A pesar de este panorama, el 64 por ciento de las empresas considera que el perfil de sus trabajadores es una mezcla de competencias específicas para adelantar proyectos con funciones y responsabilidades asociadas al puesto. En eso coincide el 67,6 por ciento de los profesionales consultados.

Por otra parte, la debilidad de los trabajadores consultados es más fuerte en aspectos organizacionales (32,4 por ciento), que en elementos tecnológicos (30,4 por ciento), teóricos (24,5 por ciento) o sociales (14,7 por ciento).

Una opinión similar tienen las empresas, pues afirman que las dificultades en el campo corporativo se hacen latentes en la cotidianidad de sus colaboradores (45 por ciento).

Los desaciertos

Rodrigo Cid sostiene que una competencia laboral clave es que la gente debe estar más dispuesta al aprendizaje que a decir todo lo que sabe y eso se traduce en ascensos. "El negocio empresarial es subir a la gente porque es buena, no creo mucho en los padrinos porque una organización está hecha es para ganar plata y normalmente busca gente buena".

Sin embargo, los jóvenes de hoy quieren ascender mucho más rápido, hacer carrera y, por supuesto, ganar dinero, comenta Cid, "pero en esa búsqueda hacen todo tipo de locuras y les hace falta peso. Hay muchos 'yuppies' creando negocios de papel.

En Colombia, es un error pensar -por ejemplo- que el ejecutivo joven es el único que sirve. Estados Unidos, en cambio, está regresando a valorar la experiencia y la madurez".

Es común ver en Colombia que un muchacho a los 30 ha tenido siete puestos. "A él le parece delicioso rotar, pero es catastrófico. Es mucho mejor hacer carrera en una sola empresa que saltar de un lado a otro", recomienda el experto en coaching. 

Siga bajando para encontrar más contenido