Un 'compartir fraterno' para ayudar a los más necesitados

El deseo de servir, el respeto con equidad y el compromiso con la transparencia son los valores que enmarcan la labor del Banco Arquidiocesano de Alimentos, una iniciativa del Cardenal Pedro Rubiano, que es liderada por el sacerdote Daniel Saldarriaga y que se ha convertido en el 'puente para unir a los que quieren servir', entregando, de forma permanente, más de 75 millones de kilos de alimentos, durante 10 años.

POR:
septiembre 05 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-09-05

La tarea consiste en recolectar y seleccionar alimentos, bienes y servicios donados para entregarlos con responsabilidad y calidad a las fundaciones beneficiadas, quienes los compran a muy bajo precio para ayudar a quienes realmente los necesitan. De esa manera, la academia (27 profesionales voluntarios, 18 universidades y 858 estudiantes en práctica social), el sector público y el privado (865 organizaciones beneficiarias) se han hecho aliados del banco, reuniendo esfuerzos para conformar la sinergia que ha permitido cumplir con los objetivos y luchar contra la pobreza y el hambre. Así, han movilizado 126 mil millones de pesos en recursos, ayudando a 104 mil personas diariamente; a través del apoyo de las empresas vinculadas, que han aportado 30 mil millones de pesos para comprar 30 millones de kilos de productos, para la alimentación saludable de niños, adultos y abuelos. "Necesitamos gente soñando, personas aspirando a algo más en su vida; por eso estamos uniendo esfuerzos porque o les ayudamos o les ayudamos", puntualiza Saldarriaga. Agrega el sacerdote que la realidad de la pobreza hace pensar que si una de cada siete personas no tiene seguro el alimento, entonces, Bogotá puede tener cerca de un millón sin seguridad alimentaria. Además de dar de comer a los niños, que son la población beneficiada más representativa del Banco de Alimentos, "deben obtener afecto y capacitación; porque así les garantizamos su escolaridad, para que sean capaces de aprender, de competir, de socializar y tener una vida saludable", dice Saldarriaga.HELGON

Siga bajando para encontrar más contenido