Compra de 17,6% de acciones del Estado en Empresa de Energía de Quindío se suma a nuevas operaciones

Sin embargo, no todos los negocios salieron como esperaban. Ejemplo de ello es la capitalización de la Empresa de Energía de Pereira, que con una mejor oferta le arrebató Enertolima.

POR:
septiembre 05 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-09-05

Así como un demorado proceso para ampliar su participación en la Central Hidroeléctrica de Caldas (Chec), negocio que se había detenido por una medida cautelar que impedía seguir con la venta de la participación estatal en la compañía. También tuvo enfrentamientos con la sociedad que comparte en la hidroeléctrica Pescadero-Ituango.

Sin embargo, contrasta con esos líos uno de los logros más inmediatos que tuvo en el Eje Cafetero. El pasado 15 de agosto el gerente General de EPM, Federico Restrepo Posada, dijo que la compañía protocolizó, a través de su filial EPM Inversiones S.A.,  la compra del 17,6 por ciento de las acciones del Estado en Edeq, alcanzando así una participación en la electrificadora del 83,97 por ciento, luego de ser dueño del 66,36 por ciento.

Esa transacción movió 40.345 millones de pesos y según lo dijo el director de Energía de EPM, Jesús Arturo Aristizabal Guevara, la operación sirve para alinear el objetivo estratégico de la compañía de crecer en clientes y en servicios de distribución y comercialización de energía eléctrica, no sólo en todos los municipios del departamento de Antioquia sino también en Quindío y Caldas.

El propósito final es que al 2015 el negocio total de energía de la empresa, incluyendo oferta de gas natural, incursión en otros departamentos e en el exterior, totalice 3.000 millones de dólares en ingresos.

Mide fuerzas en el Eje Cafetero

EPM no tuvo éxito en Risaralda, departamento que protagonizó uno los grandes negocios energéticos de los últimos meses. El pasado 25 de julio midió fuerzas con Enertolima para quedarse con el 49 por ciento de la Empresa de Energía de Pereira, pero su competidor ofreció 202.500 millones de pesos con los que se adjudicó la propiedad de la compañía local.

El 10 de agosto Enertolima, como nuevo socio capitalizador, asumió la administración de la electrificadora.

"Apostamos a ser el socio que ganara la capitalización de esa empresa. Desafortunadamente hubo otro proponente que presentó una propuesta mucho mayor. En estas cosas de los negocios, unos se ganan y otros no se ganan", reconoce el director de Energía de EPM.

También en el Eje enfrenta una fuerte puja por la venta de las acciones de la Central Hidroeléctrica de Caldas (Chec) que pertenecen a la Nación. EPM es el accionista mayoritario con el 56 por ciento y junto con los demás dueños, desde hace dos años está a la espera de la venta de la participación que tiene la Nación en la propiedad de la Central (27,5 por ciento).

Recientemente se levantó una medida cautelar que impedía seguir con la venta, lo que permitió la reanudación del negocio en el que EPM y 28 socios locales de la Chec (dueños del 16 por ciento), comenzaron a miden sus fuerzas.

"La segunda ronda de ofrecimiento es por el derecho de preferencia a los actuales accionistas y vamos a comprar, de ese 27,5 por ciento de la Nación, un 15,4 por ciento que es el que le corresponde a EPM, de acuerdo con la proporción que arroja la propiedad actual (56 por ciento). Tendríamos, después de esta etapa, el 71,4 por ciento", explica Aristizabal Guevara, quien agrega que "no vamos a renunciar a nuestro derecho de preferencia".

En la región cada vez es más notoria la puja entre los accionistas minoritarios y la empresa antioqueña, pues el interés de cada una de las partes se basa en las saludables condiciones financieras de la Central, que pasó de tener pérdidas por 36.693 millones de pesos en el año 2000 a utilidades por 47.114 millones de pesos el año pasado.

Recientemente el gerente de la Cheq, Eduardo Seidel, explicó que los resultados logrados son una muestra de una adecuada administración de las empresas públicas y un efectivo modelo de negocio, lo que hace que la empresa sea mucho más atractiva.

Reconoce al Idea como socio mayoritario en Pescadero-Ituango El "dolor de cabeza" más reciente para los directivos de EPM tiene que ver con Pescadero-Ituango, pues representó la ruptura de un luna de miel entre la empresa y el Instituto de Desarrollo de Antioquia (Idea).

Este organismo se quedó con la mayoría de las acciones de la sociedad que tendrá a su cargo el proyecto hidroeléctrico, cuya capacidad instalada será de 2.400 megavatios.

El Idea y el Departamento de Antioquia se quedaron con el 51,7 por ciento, rompiendo un pacto con EPM vigente desde el 28 de marzo de 2006 y en el que se comprometían a tener igual participación en Pescadero-Ituango. Finalmente, con la movida del Idea, Empresas Públicas de Medellín y otros socios minoritarios pasaron a ser dueños del 48 por ciento.

"Nosotros reconocemos que el Idea y la Gobernación tienen el control de la sociedad, pero también sabemos que tenemos la experiencia, el conocimiento y la rigurosidad técnica, financiera y ambiental para desarrollar, en el mejor de los sentidos, la construcción de la hidroeléctrica", dice el directivo de Energía de EPM.

"Esperamos llegar a unos acuerdos con el Idea y la Gobernación, de una forma consensuada y de respeto de ambas partes, para sacar adelante este proyecto", señala Jesús Arturo Aristizabal Guevara, director de Energía de EPM.

El valor aproximado de la obra, según los estudios que se realizaron al respecto, es de 2.300 millones de dólares.

Los otros proyectos de generación que actualmente desarrolla Empresas Públicas de Medellín en Antioquia son Porce III y Porce IV. Los avances en el primero se aproximan al 50 por ciento de la ejecución y el costo total de la obra, a la fecha, es de 2,7 billones de pesos. Su capacidad instalada es de 660 megavatios y ya se han invertido 1,5 billones de pesos.

Se prevé que las primeras máquinas estén listas en el primer semestre de 2010 para que, a más tardar en el primer semestre de 2011, la hidroeléctrica esté en servicio.

En Porce IV la inversión demanda más de 810 millones de dólares y tendrá una capacidad instalada de 400 megavatios. En este caso, el proyecto deberá estar listo para operar comercialmente en diciembre de 2015.

Siga bajando para encontrar más contenido