Comprar para arrendar, una buena inversión

Muchos inversionistas han visto un buen negocio en comprar un local u oficina para después arrendarlos. Y es que no solo la valorización de los inmuebles resulta una buena noticia, sino que también otros factores influyen en la preferencia de las personas en este tipo de objetivo.

POR:
julio 29 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-29

Las personas que se han visto atraídas por este tipo de negocios, en general, tienen una vocación de invertir en el mercado inmobiliario y consideran que es una transacción sólida, pues es muy remota la posibilidad de que el inmueble se destruya o desaparezca de un momento a otro. Además, prefieren estas inversiones porque son tangibles, pues otras opciones representadas en documentos negociables o similares, de un momento a otro, corren el riesgo de desplomarse. Así mismo, estos inversionistas entienden que después de que su inversión cumple un ciclo y obtienen los rendimientos necesarios, pueden cambiarla por otra igual o de mejores condiciones. Además de ser segura, tiene la posibilidad de protegerla por medio de pólizas que amparan los eventuales riesgos que pueden afectarles. Según Andrés Martínez, abogado consultor en asuntos inmobiliarios, en el mercado se observa que las personas que invierten para arrendar cuentan con un patrimonio estable y prefieren destinar sus excedentes económicos en mercados sólidos, ya que les produce una suma mensual, de la cual puedan disponer sin ver decrecer ese patrimonio. “Lo que no sucede si tienen esos dineros en un banco, ya que los intereses o rendimientos tendrían que capitalizarlos nuevamente para que ese dinero no pierda su poder adquisitivo”. En Bogotá, por ejemplo, los inversionistas buscan proyectos comerciales con mayor flujo de empresarios y adquieren un inmueble para arrendarlo, de acuerdo con la población que se desenvuelve en el lugar. Así saben que compran para ganar. UN MERCADO DE OPORTUNIDADES 1 El rendimiento de la inversión puede oscilar entre el 1 y el 1,5 por ciento del valor del inmueble comercial, en períodos mensuales, que varían de acuerdo con su ubicación 2 Invertir en un buen sector, además de proteger la rentabilidad del inmueble, puede valorizarse, o al menos conservar el valor, según la inflación. 3 Si se compra a crédito, también es una forma de ahorrar y capitalizar. 4 Si se necesita liquidez se puede vender el inmueble. 5Ante un buen precio, hay buena oportunidad que opera bajo la probabilidad de la fácil transacción o garantía para adquirir nuevos créditos. 6 El hecho de ser propietario de bienes inmobiliarios genera, ante el mercado financiero, la sensación de estabilidad y respaldo económico. 7 El Estado, actualmente, ofrece respaldo jurídico que genera mayor seguridad.ANDRUI

Siga bajando para encontrar más contenido