Comprar de manera eficiente no es lo mismo que gastar menos

La directora de la Agencia de Compras del Estado, María Margarita Zuleta, habla de los avances de la naciente entidad.

María Margarita Zuleta

Archivo Portafolio.co

María Margarita Zuleta

POR:
agosto 09 de 2012 - 02:02 a.m.
2012-08-09

Se calcula que las compras que tiene que hacer el Estado cada año, tanto de bienes como de servicios, para poder funcionar, representan más de 10 puntos del producto interno bruto (PIB), es decir, sobrepasan los 60 billones de pesos.

La dimensión de esta actividad que ha sido centralizada en muchos países del mundo, con resultados de ahorros hasta del 25 por ciento, llevó al actual Gobierno a entrar en la misma senda.

Para ello, se creó la Agencia de contratación y compra ‘Colombia compra eficiente’.

La entidad es dirigida por la abogada María Margarita Zuleta, exviceministra de Justicia. Estos son los avances.

¿En qué consiste la nueva política de compra del Estado que se ha diseñado?

Las funciones de ‘Colombia Compra Eficiente’ se enmarcan dentro de uno de los ejes del Plan de Desarrollo 2011-2014, el del Buen Gobierno, el cual cuenta con un programa estratégico como es la gestión pública efectiva.

Allí se inscriben las tres principales líneas de la agencia que son: no se trata de gastar menos, sino de gastar bien; la búsqueda del equilibrio técnico-político de las decisiones de gasto, y la evaluación y asignación de recursos teniendo en cuenta criterios técnicos de productividad y eficiencia.

¿Qué tan cierto es que desde la agencia se va a comprar desde un clip hasta una tonelada de cemento?

La idea es centralizar las decisiones estratégicas de las compras públicas. No se trata de la adquisición de bienes y servicios en estricto sentido.

Es decir, fijar la política, el marco de acción y las reglas del juego, pero cada entidad hace su compra.

En el único caso en el que la agencia establece los términos y condiciones finales de la adquisición de bienes y servicios es en los Acuerdos Marco, pero quien ejecuta el presupuesto es la entidad que adquiere el bien o el servicio.

¿Entonces, organizar las compras del Estado no implicará acabar con las dependencias que tenían las entidades para cumplir esa función?

No. Las entidades continuarán ejecutando sus presupuestos de compras y contratación.

Nuestra tarea es fortalecer sus competencias y ofrecer la información, los documentos estándares y las mejores prácticas para ejecutar un proceso de adquisición más eficiente, en el cual se revise siempre si la necesidad que dio origen a la compra fue satisfecha oportunamente con la calidad esperada y el presupuesto estimado.

¿Por qué se habla entonces de centralizar las compras públicas?

La compra pública es una actividad estratégica de la Nación por el impacto que tiene en la industria de bienes y servicios, y en las finanzas del Estado. En consecuencia, lo que se busca es centralizar la decisión estratégica y no su ejecución.

Entre las funciones de ‘Colombia Compra Eficiente’ está la de apoyar a las entidades territoriales para la aplicación adecuada de las políticas, y las herramientas para la compra y contratación pública.

¿Pero habrá contratos modelo para aplicar en cualquier entidad pública?

Más que un contrato modelo habrá documentos estándares, dependiendo del tipo de contrato, y del tipo de bien y/o servicio que se desee adquirir.

¿Cuánto aspira ahorrar en Colombia con esta nueva política?

La literatura sobre compras públicas dice que el valor total destinado a compras y contratación alcanza entre el 10 y el 15 por ciento del PIB de un país; por eso, la eficiencia en la materia es clave.

En todos los países en los que se ha creado un ente rector de las compras y contratación pública, la centralización de las decisiones estratégicas ha permitido ahorros considerables, además de la profesionalización de la industria local de bienes y servicios, la organización de inventarios y otras ventajas que el sistema trae consigo.

ESTRATEGIAS PARA LOGRAR MAYOR EFICIENCIA DE LOS RECURSOS PÚBLICOS

Uno de los instrumentos que tenemos es el Acuerdo Marco para la adquisición de bienes y servicios de características uniformes; otro es la creación de un sistema de información que le permita al comprador público tomar decisiones con la información, oportuna suficiente y adecuada.

Gastar eficientemente no es simplemente gastar menos.

Usted puede comprar unos zapatos muy baratos que le duran dos meses, pero posiblemente debería comprar unos zapatos un poco más costosos que le duran todo el año y que le valen lo mismo que tres pares de zapatos baratos.

¿Con la Agencia podemos pensar que el país le dirá adiós a los carruseles de contratación?

Lo que espero es que la calidad de la información, el fortalecimiento de las competencias de los partícipes de la contratación pública (funcionarios públicos, contratistas, veedores y ciudadanía en general) y la coherencia y claridad de las normas disminuyan el espacio para la comisión de delitos en materia de contratación.

Martha Morales M.

Economía y Negocios

Siga bajando para encontrar más contenido