Compras con tarjeta de crédito aumentaron 17% y alcanzaron $9,3 billones (millón de millones) en 2008 | Finanzas | Economía | Portafolio

Compras con tarjeta de crédito aumentaron 17% y alcanzaron $9,3 billones (millón de millones) en 2008

Pese a que cada vez es más caro hacer compras con este medio, los colombianos cada día lo usan más. Por primera vez el país alcanza los 7,3 millones de plásticos.

POR:
septiembre 25 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-09-25

Si bien la política del Banco de la República de subir las tasas de interés para frenar el consumo vía crédito ha servido para que la gente se endeude menos, también es cierto que en tarjetas de crédito el efecto ha sido menor.

Estas cifras contrastan con los desembolsos de préstamos para comprar carro, para libre inversión o para viajar, que se redujeron 0,7 por ciento entre enero y julio de este año.

En los primeros siete meses los tenedores de tarjetas se gastaron casi la misma cantidad de dinero que costará pagarles sus mesadas a todos los pensionados del Seguro Social el año entrante.

Si bien hay otros tipos de crédito cuyos desembolsos crecen más
(como los destinados a las empresas), el tema de las tarjetas de crédito es importante, pues es justo el tipo de préstamos que el Emisor quiere desacelerar con sus medidas.

La explicación de este fenómeno está en el hecho de que cada día hay más entidades que dan tarjetas de crédito (bancos, supermercados, compañías de financiamiento comercial) y por ende más personas que por primera vez en su vida acceden a este instrumento financiero.

"Y la inexperiencia con las tarjetas lleva a muchos a pensar erróneamente que la tarjeta aumenta sus ingresos, pues con ella tienen más dinero a su disposición y al momento de gastar se olvidan que ese dinero hay que pagarlo y que además es costoso", explica un banquero.

Según el reporte de bancarización de Asobancaria, a marzo de este año, 3,68 millones de colombianos adultos tenían tarjeta de crédito, 246.034 más que un año atrás. Si bien esto indica que nuevas personas están estrenando plástico, también que muchos otros tienen más de una tarjeta.

Otro factor que incide en el creciente uso del dinero plástico es la competencia de los diferentes bancos por 'sonsacarse' clientes, mediante la compra de la cartera. Aunque la persona que cambia de entidad consigue un descuento en tasa de interés y es eximido de la cuota de manejo, estos son, por lo general, beneficios temporales.

Más caro y más morosos

A diferencia de los desembolsos, las tasas de interés de las tarjetas de crédito no han sido ajenas a las alzas decretadas por el Emisor, pues mientras en julio del año pasado promediaban 26,53 por ciento, un año después pasaron a 30,76 por ciento (con un máximo de 32,35 por ciento en el Citibank y un mínimo de 20,62 por ciento en CRM Falabella).

Esto, sumado a que cada vez hay más personas con dinero plástico, ha llevado a un incremento de la morosidad con este medio de pago.

En julio de este año, las deudas con tarjetas de crédito que estaban en la categoría de difícil recaudo sumaban 115.347 millones de pesos, cifra 54 por ciento superior a la del mismo mes del 2007.

Siga bajando para encontrar más contenido