Compre nacional en condiciones de competitividad

La Andi, desde hace más de dos años, viene impulsando la política denominada 'Compre Nacional en Condiciones de Competitividad' que busca que en las millonarias inversiones petroleras, mineras, eléctricas y de infraestructura en general, se aproveche para desarrollar la industria manufacturera colombiana.

POR:
mayo 11 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-05-11

En los estudios de la Asociación, se han analizado los casos de Nigeria y de Noruega, países que encontraron, casi al mismo tiempo, cantidades similares de petróleo. En los análisis se observa cómo el segundo país, que aprovechó su bonanza para generar valor agregado, dio un salto en su desarrollo, mientras que el primero vio explotar sus recursos naturales, se terminó el boom y al país le quedó muy poco. Igualmente la Andi elaboró desde el 2008 para la Agencia Nacional de Hidrocarburos el estudio denominado 'la Cadena de Hidrocarburos, una Oportunidad para la Industria Colombiana', en el cual se buscó medir la demanda y oferta de bienes y servicios del sector hidrocarburos para el periodo del 2009 al 2020. En esta investigación, cuyo resumen se puede obtener en www.andi.com.co, en forma concreta se identificaron los 38 sectores críticos de la industria denominada up stream. Igualmente se creó en la Andi la más importante base de datos, manejada por un software que se actualiza permanentemente, que cruza la demanda con la oferta de estos bienes, para que por Internet cualquier empresa pueda estudiar qué se produce en Colombia e incluso identifique los faltantes. La idea es que todos los demás subsectores, que no quedaron dentro de los 38 críticos, se agreguen tanto en el campo de bienes como de servicios. Además de este servicio, en este estudio se demuestra el potencial colombiano, rompiendo el viejo mito de que el país no produce casi nada de lo que se necesita. Como resultado de este impulso de la Andi, se inició, por ejemplo un trabajo con Reficar S.A., el proyecto de ampliación de la Refinería de Cartagena, entidad que se comprometi ó seriamente con la política en mención, dando como resultado la adquisición de cerca de 30 mil toneladas de acero, entre barras y estructuras, forjas y otros bienes metalmecánicos como las calderas e intercambiadores de calor, siempre dentro de los estándares de calidad y competitividad. En la actual etapa, se está trabajando para promover los materiales eléctricos colombianos, para lo cual se organizó una importante misión a Houston, Texas, apoyada por Reficar, con el fin de presentarle a los potenciales 'consolidadores' de estos materiales las capacidades colombianas. (Los consolidadores, son empresas especializadas del sector petrolero que adquieren una larga lista de bienes en el mundo, la acopian y se la entregan a los proyectos petroleros, evitándoles adquirir los bienes "uno a uno"). Con Ecopetrol también se ha venido discutiendo el tema. Esta empresa hoy exige cerca del 10% en contratación nacional. En dos semanas, la Cámara Fedemetal de la Andi, se reunirá, junto con otros gremios, con los 4 finalistas que escogió Ecopetrol, para que uno de ellos realice la ingeniería básica, las compras y la construcción de la ampliación de la refinería de Barrancabermeja los llamados epecistas), proyecto que costará aproximadamente US$3.500 millones. La idea es que como el proyecto será del estilo 'llave en mano', corresponde realmente al epecista, definir a quién le contrata un servicio o a qué empresa le adquiere uno o varios bienes, por lo cual resulta vital que conozcan de antemano las capacidades, calidades y los factores competitivos de la industria nacional, prestadora de bienes y servicios. Paralelamente a lo anterior, la Andi ha venido trabajando con el Departamento Nacional de Planeación (DNP), estudiando las políticas de otros países como Canadá, Noruega y Brasil, entre otros, los cuales han sido exitosos en su promoción y desarrollo de sus industrias, gracias a las contrataciones públicas. Incluso se han invitado a funcionarios de programas como el Fominp brasileño a Colombia a explicarlo. La idea es formular una recomendación de política basada en la inclusión al máximo de las industrias colombianas en las grandes inversiones que se han empezado a desarrollar, generando progreso, empleo y valor agregado. De acuerdo con directivos de la Andi, dentro de la política de apertura de mercados e integración, resulta vital que se establezca una política que implique que las grandes obras, no sólo prestarán un servicio, sino que en su construcción, eleven el grado de desarrollo del país, es decir que imitemos a Noruega y Brasil y no a Nigeria. HELGON

Siga bajando para encontrar más contenido