¿Compró acciones en Ecopetrol? Qué les espera a los nuevos accionistas que se vincularon a la compañía petrolera. Una venta sin precedentes.

¿Compró acciones en Ecopetrol? Qué les espera a los nuevos accionistas que se vincularon a la compañía petrolera. Una venta sin precedentes.

POR:
octubre 20 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-10-20

Camila Pérez Marulanda* Especial para PORTAFOLIO Sin duda, el año 2007 quedará marcado en la historia de la Bolsa de Valores de Colombia por un hito sin precedentes: la salida al mercado del 10,1 por ciento de las acciones de Ecopetrol. Esta es la emisión más grande que se ha hecho en el país, no solo por su monto (6.6 billones de pesos), sino por la gran cantidad de nuevos accionistas que logró vincular, los cuales estuvieron muy por encima de lo que esperábamos los analistas y la propia empresa. ¿Cuál fue la razón? LOS CÁLCULOS En principio, los cálculos indicaban que una colocación de esta magnitud difícilmente podía ser absorbida por el mercado local. En el mejor de los casos, las apuestas apuntaban a que se colocaría entre un 70 u 80 por ciento del total ofrecido. Mientras que procesos similares como las democratizaciones de ISA, ETB e Isagén lograron atraer 47.000, 61.000 y 71.800 nuevos accionistas respectivamente, en la primera ronda de Ecopetrol participaron cerca de 470.000 colombianos, de acuerdo con los datos disponibles hasta el momento. Además, por su monto, ninguna de estas emisiones era comparable con los 5,7 billones de pesos que pretendía colocar Ecopetrol en bolsa en la primera ronda. LOS FONDOS DE PENSIONES La primera sorpresa provino de los fondos de pensiones, que anunciaron pocos días antes de la fecha de cierre que darían una orden por 2,6 billones de pesos, muy superior al estimativo inicial que teníamos algunos analistas, que estaba por niveles de 1,5 billones de pesos. Una vez se dio esta noticia, las demandas de las personas naturales se dispararon, y de ahí provino la principal sorpresa. Hasta el 20 de septiembre, había menos de 250.000 formularios presentados, lo que indica que en los últimos cinco días se habrían enviado más de 200.000 formularios y que las demandas aumentaron de 1,5 billones de pesos a 6,5 billones de pesos, en el mismo lapso. EL PAÍS EN EUFORIA Y si bien es normal que en estos procesos la gente deje todo para última hora, sí se sintió algo de euforia en los últimos días: una vez los fondos de pensiones anunciaron que en conjunto iban a demandar cerca de la mitad de las acciones, las personas naturales que no se habían decidido a comprar, lo hicieron y los que ya lo habían hecho, aumentaron su pedido. Como resultado de esta euforia, el día del cierre de la colocación, las firmas comisionistas de bolsa, los bancos e incluso los supermercados, a través de los cuales se vendieron las acciones, estuvieron trabajando hasta la media noche, procesando los formularios de los colombianos que tomaron su decisión a última hora. De hecho, esta colocación le restó liquidez al resto de las acciones del mercado. En septiembre, el volumen de transacción se ubicó en un promedio diario de 47 mil millones de pesos, inferior al observado en lo corrido del año (87 mil millones de pesos) y las personas naturales redujeron su participación en las transacciones de la bolsa de 45 por ciento a 25 por ciento. Como resultado, el IGBC tuvo una caída de 2,74 por ciento en el noveno mes del año. Lo que los accionistas se preguntan ahora es qué va a pasar con la acción una vez se comience a negociar en la bolsa, posiblemente en noviembre de este año. Y aunque es difícil determinar con certeza cuál va a ser el comportamiento del precio, varios factores nos llevan a pensar que esta acción va a tener una rápida valorización. En prim er lugar, la sobredemanda que hubo en la primera ronda indica que hay apetito de parte de los inversionistas para este título. Y también se puede pensar que la gente le está perdiendo a participar en los movimientos de la bolsa cuando siente que la acción es bien segura. Hay que tener en cuenta que en dicho proceso no pudieron participar ni las personas jurídicas ni los inversionistas extranjeros, quienes probablemente saldrán a comprarla en el mercado secundario a finales de este año. Además, dado que con el éxito de la colocación la empresa recaudó todos los recursos que necesitaba para financiar sus planes de expansión futuros, en este momento es muy incierto que en 2008 se haga la ronda adicional que se había anunciado inicialmente, en la cual se pretendía vincular a estos inversionistas. Así mismo, si bien la empresa sigue comprometida a listar su acción en la bolsa de Nueva York, tampoco se sabe a ciencia cierta cuándo y muy probablemente, esta emisión no será tan grande como se estimaba en un principio. SUBIÓ EL PETRÓLEO En segundo lugar, desde el momento en que se anunció el valor al cual se ofrecerían las acciones hasta hoy, el precio internacional del petróleo (WTI) ha tenido una subida muy importante y se ubicó, el 18 de octubre, en su máximo histórico (89.47 dólares por barril). Esto, de entrada, le da un potencial de valorización significativo a la acción, por el impacto que tiene sobre los ingresos. Finalmente, en las últimas semanas se han hecho anuncios importantes para el futuro de la compañía, como el inicio de las operaciones de exploración en el bloque Tayrona de la Costa Atlántica, que es el primer ensayo que hará Ecopetrol para buscar crudo en aguas marítimas, un negocio con mucho potencial de desarrollo. Así mismo, la Agencia Nacional de Hidrocarburos le adjudicó recientemente a la compañía ocho bloques petroleros para ser explorados en Colombia, directamente y en asociación. Finalmente, se anunció la inauguración del gasoducto que une a Colombia y Venezuela, que le permitirá a la compañía suministrar gas al vecino país y que será muy importante para el futuro de esta línea de negocios. En síntesis, varios factores llevan a pensar que para quienes compraron acciones, la rentabilidad de la inversión será positiva en el corto plazo. No obstante, también hay factores de riesgo que deben tenerse en cuenta, como la volatilidad de los precios internacionales del crudo, el riesgo político y el hecho de que la compañía vaya a recibir una gran cantidad de recursos que debe invertir rápidamente en proyectos interesantes, que le aumenten su potencial de crecimiento hacia futuro. *Gerente de Investigaciones Económicas. Valores Bancolombia

Siga bajando para encontrar más contenido